Público
Público

Giuseppe Tornatore considera que no está "en este oficio para mantener una posición"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El italiano Giuseppe Tornatore sigue empeñado en no estancarse como cineasta, 20 años después de ganar el Óscar con "Cinema Paradiso", y de nuevo cambia de registro en "La desconocida", un drama femenino enmascarado en forma de thriller. "No estoy en este oficio para mantener una posición", apunta.

"La desconocida", el relato de una mujer de Europa del Este que huye de un violento pasado, parte con la clara premisa del cine negro clásico en el que "en vez de tener que descubrir quién es el asesino se adivinan paulatinamente los sentimientos que mueven toda la historia", ha explicado hoy en Madrid Tornatore, quien triunfó con esta cinta en los premios de cine italiano David di Donatello imponiéndose a la gran favorita, "Caos Calmo".

Con esta película, que también fue la candidata italiana a los Óscar en 2007 y que llegará a las salas españolas el próximo 26 de septiembre, el italiano disfruta "contaminando el estilo policíaco con una historia intimista y a su vez moderna", que aborda las mafias de la prostitución en la que se ven involucradas multitud de mujeres inmigrantes y que lleva preparando los últimos 18 años.

"Cuando empecé con esta idea aún no ocurrían las atrocidades que ocurren ahora -explica-, sólo he realizado una aproximación por defecto a una realidad mucho peor de lo que la ficción pueda mostrar jamás".

Para protagonizar este drama, el cineasta, responsable de otros títulos como "Malena", decidió buscar "una mujer de rostro desconocido, con un italiano muy incierto, como el de muchas de las mujeres que viven en esa mima situación y que jamás llegan a aprender el idioma como evidencia del profundo impacto psicológico sufrido".

Y encontró a su protagonista en la rusa Kseniya Rappoport, tras un largo proceso de casting en los que ella no destacó en ningún momento para los productores.

"Eso es lo que terminó por convencerme. No buscaba un rostro de fuerte identidad visual -apunta Tornatore-, prefería algo más común, que poco a poco conquistara al espectador y que encajara así a la perfección con la historia que quería contar".

Junto a ella aparece en un pequeño papel la española Ángela Molina, "una actriz muy conocida en Italia de la que siempre me ha asombrado la extraordinaria sencillez con la que ha aceptado los años, algo que no he encontrado en casi ninguna actriz mayor de los 40", afirma jocoso. "No hay papel pequeño, me dijo cuando le ofrecí el papel. Ya he rodado mi próxima película con ella".

Con quien vuelve a coincidir el cineasta es con el compositor Ennio Morricone, autor de la inolvidable melodía de "Cinema Paradiso" y con el que Tornatore ha desarrollado a lo largo de los años "una relación de amistad y complicidad" que, en la parte cinematográfica, es cada vez más difícil ya que ambos tienen "el carácter de las personas que no se conforman fácilmente".

"La desconocida" es una nueva oportunidad para el italiano para saltar de género, aunque no signifique que quiera huir de "Cinema Paradiso", un "éxito que no pesa, aunque en ocasiones no se haya entendido que no intentara perpetuarme en él", asegura.

Héctor Llanos Martínez.