Público
Público

El Gobierno abre el grifo para los ayuntamientos

Permitirá que los más saneados puedan incrementar su endeudamiento en 2011, pese a que lo prohibió en mayo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el arranque del curso político que lleva a las elecciones municipales del próximo año, el Gobierno ha decidido relajar el control sobre el endeudamiento de los ayuntamientos, que vieron vetada su capacidad de pedir nuevos créditos en 2011, dentro del paquete de medidas de contención del déficit incluidas en el decreto ley aprobado el pasado mayo.

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, anunció ayer en el Pleno del Congreso que el Ejecutivo permitirá endeudarse el próximo año a las corporaciones locales más saneadas, es decir, aquellas cuyo nivel de endeudamiento sea inferior al 75% de sus ingresos corrientes. Salgado prevé que 'más de las tres cuartas partes de los ayuntamientos' españoles puedan acogerse a esta modificación del decreto, que se recogerá en articulado de los Presupuestos del Estado de 2011.

Los municipios tendrán un margen de 5.800 millones para endeudarse

El PP y CiU habían colocado la preocupación por la financiación local entre sus prioridades políticas del nuevo curso parlamentario, que se estrenó ayer con una pregunta del Grupo Popular y dos interpelaciones, del Grupo Catalán y de Nafarroa Bai, pidiendo al Ejecutivo flexibilidad para evitar un colapso financiero de las corporaciones locales, ahogadas por la crisis.

En respuesta a esta demanda, Salgado abrió la puerta que dulcificará el cerrojazo a cualquier aumento de la deuda municipal que el Ejecutivo decretó antes del verano. La vicepresidenta segunda de Ejecutivo admitió que 'se puede hacer alguna diferencia entre el nivel de endeudamiento que tienen los ayuntamientos', de manera que aquellos que no alcancen el 75% de deuda sobre sus ingresos podrán pedir el próximo año créditos hasta alcanzar dicho porcentaje. La nueva deuda, según Salgado, debe dirigirse a afrontar inversiones, y no a gasto corriente.

A finales de 2009, la deuda de las corporaciones locales ascendía a 34.610 millones de euros. Descontando diputaciones, cabildos y otros entes, el endeudamiento de los municipios se situaba en los 28.785 millones. Esa cantidad equivalía al 62,3% de los ingresos corrientes de los ayuntamientos, según los datos del Ministerio de Economía.

Los entes locales recibirán 14.443 millones en 2011 de los Presupuestos

De acuerdo con esas cifras, los ayuntamientos tendrían en 2011 un margen adicional de endeudamiento de hasta 5.800 millones, para alcanzar el límite de 75% de los ingresos marcado por Salgado. Es una cantidad similar al Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local que el Gobierno ha repartido este año entre los proyectos de innovación, medio ambiente y acción social presentados por los ayuntamientos (aunque podían destinar un 20% de los recursos a gasto corriente, prioritariamente en dependencia).

Según las previsiones del Ejecutivo, esta modificación no alterará los objetivos de reducción del déficit con los que se restringió la capacidad de endeudamiento de los municipios. 'A la vista de los meses que han transcurrido desde la aprobación del decreto, hemos conseguido una cierta estabilización de los mercados financieros', explicó Salgado para justificar en parte esta modificación. Es el mismo argumento que se utilizó para explicar la reciente revisión del recorte de la inversión pública previsto en las medidas de ajuste.

Añadido a este anuncio, Salgado adelantó que las cuantías que se destinarán a los ayuntamientos en los próximos Presupuestos Generales del Estado se verán incrementadas en un 9% con respecto a las de 2010, es decir, 1.200 millones de euros netos. En total, las entidades locales recibirán del presupuesto estatal 14.443 millones. Este aumento tiene su origen, según señaló la vicepresidenta, en la subida del IVA que entró en vigor el pasado 1 de julio, ya que los recursos para las arcas municipales se calculan en función de la previsión de ingresos del Estado.

'Los entes locales van a estar en una situación excepcional comparados con el resto de las administraciones', señaló la vicepresidenta, alabando la actitud de aquellas corporaciones que 'hayan tenido un comportamiento más responsable'.

Los grupos que plantearon las interpelaciones sobre la situación de las finanzas municipales, Nafarroa Bai y CiU, mostraron su satisfacción por el anuncio realizado por Salgado. Más crítico fue el PP. Su secretario de política autonómica y local, Juan Manuel Moreno, acusó a la vicepresidenta económica de 'faltar a la verdad' porque, según él, la 'mayoría' de los municipios grandes 'no se va a beneficiar' de la medida porque su deuda supera el 75%. Según el dirigente del PP, un 'porcentaje importante de municipios menores' de entre 5.000 y 10.000 habitantes sí podrá pedir créditos el año que viene.