Público
Público

El Gobierno advierte a la Generalitat que "no puede negociar sobre la Constitución"

La vicepresidenta asegura que la declaración de soberanía de CiUy ERC contiene argumentos "inconsistentes e incoherentes". Pide a los nacionalistas catalanes que se respete la "legalidad" para evitar al Gobierno abrir un

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de Mariano Rajoy se mantiene en las advertencias y en la desligitimación de la propuesta soberanista de la Generalitat de Catalunya, cuyo texto han aprobado esta semana CiU y ERC e irá al pleno del Parlament el próximo 23 de enero.

La vicepresidenta ha evitado concretar los procedimientos que empleará el Ejecutivo para garantizar el cumplimiento de la Constitución Española y las leyes que violaría esta declaración y que 'están contenidos' en las mismas, aunque sí ha querido poner como ejemplos de su contudencia los dos recursos aprobados hoy por el Consejo de Ministros contra la inconstitucionalidad respectiva del euro por receta en la Comunidad de Madrid y del impuesto bancario en el Principado de Asturias.

Soraya Sáenz de Santamaría ha argumentado que la Constitución Española 'no es del Gobierno', sino de los ciudadanos y, por tanto, el Ejecutivo 'no puede negociar sobre ella'. Aunque ha advertido de que, precisamente, su función es 'cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes' en todo momento. Asimismo, la número dos del Gobierno ha afirmado que el texto aprobado por CiU y ERC contiene argumentos 'inconsistentes e incoherentes con lo que es la realidad política en España y Europa' actualmente y ha recordado al Govern que 'en democracia no existe legitimidad sin legalidad'.

Para subrayar la ausencia de aquélla, además, la portavoz ha argumentado que, a la vista de los resultados  de CiU tras las elecciones autonómicas de noviembre pasado, 'al pueblo catalán no le merece bastante confianza' el instigador de este proceso, en referencia al president Artur Mas. La vicepresidenta no ha citado a éste en ninguna de las respuestas que dio a los periodistas y que coparon buena parte de la rueda de prensa.

Sáenz de Santamaría ha insistido en la 'voluntad de consenso y diálogo del Gobierno', aunque ha hecho un llamamiento a la Generalitat al pedirle 'serenidad y reflexión', pues los ciudadanos 'están por encima de los gobiernos' y, en estos momentos, 'se encuentran asfixiados por la crisis', así que ha recomendado al Govern que desista de ese 'desperdicio de tiempo y dinero', de lo contrario 'tendrá que dar explicaciones a los ciudadanos en paro'. 'Primum vivere...', ha concluido la vicepresidenta, sin terminar el dicho latino que apela al sentido común (Primum vivere, deinde filosofare: Primero vivir, después filosofar).

Fuentes del Ejecutivo creen que es ya 'inevitable' que el texto soberanista de CiU y ERC llegue al Parlament el 23 de enero y sea aprobado con la mayoría que conforman ambos partidos. Al respecto, según la vicepresidenta, el Gobierno de Rajoy no puede hacer nada para evitar el debate y la aprobación de la declaración, por lo que, según apuntan las mismas fuentes, la batalla legal del Ejecutivo contra el independentismo catalán empezará después y según vaya la Generalitat materializando sus intenciones.