Público
Público

El Gobierno aliviará el ajuste en las inversiones públicas

Zapatero admite que el tercer trimestre no será tan bueno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'En 10 ó 15 días podremos dar alguna noticia positiva en cuanto a la recuperación de acciones inversoras en materia de infraestructuras, que afectará a la mayoría de las comunidades y supondrá un alivio, un empujón importante para las empresas constructoras'. Este fue el mensaje más optimista que lanzó ayer el presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tras su reunión con el rey Juan Carlos en el palacio de Marivent de Palma de Mallorca.

El cambio en la política de recorte presupuestario podría aplicarse si, como prevé el Gobierno, la estabilidad financiera permite un 'margen' en los presupuestos del próximo año. Que podría darse tras la ligera recuperación de la economía durante los últimos meses.

El presidente afirmó que la cifra provisional de crecimiento de la economía en el segundo trimestre 'es un buen dato' que confirma las previsiones del Gobierno y 'abre la expectativa de la recuperación del crecimiento económico'.

Sin embargo, se mostró cauteloso y afirmó que 'hay que afrontar el tercer y cuarto trimestre para confirmar esa recuperación', a lo que añadió que 'es previsible que el tercer trimestre no sea tan bueno como el segundo', aseguró.

A la espera de dicha evolución, Zapatero afirmó que la consolidación de la recuperación económica tendrá un 'efecto fundamental' sobre la recuperación del empleo, que, a su juicio, 'ha aportado buenas cifras en julio'.

Para ello, el jefe del Ejecutivo recordó que el Gobierno prevé tomar 'nuevas iniciativas' en relación a las políticas activas de empleo y en lo relativo a 'la relación de los Servicios Públicos de Empleo con cada desempleado' para que los cauces de formación y empleabilidad sean mayores. 'Nuevas iniciativas para ese proceso de estabilidad económica, de recuperación del crecimiento y, a más largo plazo, de recuperación del empleo, son necesarias en los próximos meses', añadió.

En el capítulo financiero, Zapatero también resaltó que la publicación de los resultados de los test de estrés realizados a la banca española ha tranquilizado al mercado y que existe una menor presión en torno a la deuda española, ya que se ha puesto de manifiesto la solvencia del sistema financiero, lo que poco a poco beneficiará a las empresas.

Finalmente, preguntado sobre si apoyaría la creación del impuesto directo que la Comisión Europea prevé debatir a partir de septiembre para que la UE se autofinancie, Zapatero se mostró cauteloso y asegura que España estudiará con 'interés' cualquier propuesta de la UE destinada a fortalecer las capacidades económicas.