Publicado: 06.06.2014 14:32 |Actualizado: 06.06.2014 14:32

El Gobierno aprueba el último recorte para las renovables

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Casi un año después de lanzar la reforma energética para taponar el colosal déficit de la tarifa eléctrica, el Gobierno español aprobó el viernes varias normas que regularán la producción de energías renovables y darán un nuevo impulso al programa para titulizar la deuda que los consumidores españoles aún tienen pendiente con las principales eléctricas del país. Además, el Ministerio de Industria aprobó inversiones en la red de transporte eléctrico por cerca de 1.000 millones de euros que entre otras cosas se destinarán a mejorar la interconexión con los sistemas extrapeninsulares.

El real decreto de renovables, aprobado el viernes por el Consejo de Ministros tras pasar los filtros del regulador y del Consejo de Estado, consagrará (junto con una orden ministerial que fijará los parámetros para cada instalación) la nueva retribución de las energías verdes a partir del concepto de "rentabilidad razonable" con ahorros estimados de casi 1.500 millones de euros este año.

"Entre 1998 y 2013, las primas a las instalaciones de energía renovables, cogeneración y residuos supusieron más de 56.000 millones de euros que todos los consumidores hemos pagado", dijo el ministro de Industria, José Manuel Soria, en la rueda de prensa posterior al consejo, para justificar una norma que recortará la retribución de estas instalaciones. Soria añadió que uno de los objetivos del decreto es dar estabilidad regulatoria y certidumbre a los inversores, aunque estos últimos, principalmente los extranjeros, ya han tomado acciones legales ante instancias internacionales contra el nuevo marco retributivo incluso antes del visto bueno final del Ejecutivo.

Con la nueva normativa, las instalaciones se verán remuneradas en función de la vida útil del proyecto y el pago estará referenciado al interés de la deuda española a 10 años más un diferencial, fijando un máximo del 6,5% para las instalaciones renovables y del 7,5% para las de biomasa. De hecho, el decreto supone un fuerte recorte respecto a la retribución anterior, cuya generosidad motivó un crecimiento descontrolado de las renovables en la última década y del déficit de tarifa, razón de ser de la reforma eléctrica al acumular ya unos 30.000 millones de euros.

Instalaciones más antiguas, como es el caso de algunos parques eólicos, la tecnología más castigada por el decreto, se quedarán sin remuneración alguna. "Nuestro sector (...) no entiende los motivos por los que la eólica es tratada de una manera tan injusta cuando no es culpable del déficit de tarifa (representa tan sólo el 11,4% de los costes regulados del sistema eléctrico), reduce los precios de la electricidad, y ha sido la primera fuente de electricidad de España en 2013", dijo la patronal eólica AEE en un comunicado tras conocer la aprobación de la norma.

De acuerdo con la documentación que ha acompañado al decreto, el Ministerio de Industria estima que en 2014 las primas a las renovables alcancen los 7.630 millones de euros, lo que supone un recorte 1.370 millones, o un 15%, respecto a los 9.000 millones previstos para 2013.

Reduciendo las primas de las renovables, Soria confía en que el déficit de tarifa de 2014 quede "cercano a cero", frente a los cerca de 3.200 millones de saldo negativo de 2013 y el déficit provisional de 2.098 millones del primer trimestre de 2014. La ley del sector eléctrico incluye un mecanismo para que en caso de que aflore déficit, éste se compense con una subida de los peajes o la parte regulada de la tarifa eléctrica.

El déficit de tarifa, originado en buena medida por la desacertada planificación energética de distintos gobiernos, es una deuda de los consumidores españoles con las cinco principales compañías eléctricas del país que se va saldando gradualmente a través de la factura. Entretanto, es soportado en los balances de las empresas, mientras es titulizado por el Estado a través de un fondo especial.

Precisamente, el ministro de Industria anunció el jueves una continuación del Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE), que actualmente sólo puede emitir deuda para refinanciar series existentes. "El Real Decreto que hoy ha aprobado el Consejo de Ministros tiene como finalidad agilizar las emisiones vinculadas a este fondo de titulización, optimizar estas emisiones, dotarlas de mayor flexibilidad y disminuir los tiempos de selección de las entidades (financieras) colaboradoras", dijo Soria sin dar más detalles.

Compañías eléctricas como Endesa, Iberdrola o Gas Natural han presionado en distintas instancias del Gobierno para titulizar o conseguir aval público para el déficit aflorado en 2013 y que, en principio, iba a ser asumido por las arcas públicas. Desde su creación en 2011, este fondo ha titulizado deuda por importe de unos 24.000 millones de euros vinculada al déficit de la tarifa, un desfase entre los ingresos y los costes regulados del sistema eléctrico que ronda los 30.000 millones de euros en términos acumulados.

Industria anunció también una partida de 917 millones de euros para mejorar la seguridad de suministro y la eficiencia económica del sistema. Parte de los fondos irán a la construcción y modernización de infraestructuras de red en la Península y los sistemas extrapeninsulares. "Destacan las subestaciones y líneas para evacuar nueva generación eólica en Canarias y los enlaces submarinos entre Ceuta y la Península, Ibiza - Formentera, Fuerteventura - Lanzarote y La Gomera - Tenerife", explicó el Ministerio Industria en una nota de prensa.