Público
Público

El Gobierno asegura que la Ley contra la Violencia de Género "sirve", pero que necesita más desarrollo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado hoy que la Ley Integral contra la Violencia de Género "sirve" y "vale", pero necesita desarrollarse y complementarse más con medidas de protección y apoyo a las mujeres y persecución de los maltratadores.

"Hoy hay más protección, más medidas, más policías, más formación de los policías que tratan estos asuntos, más juzgados que defienden con rapidez y más conciencia en la sociedad", ha enfatizado Fernández de la Vega, aunque ha reconocido que todo esto no es suficiente mientras haya un sólo hombre que maltrate a una mujer.

De la Vega ha abierto la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros con una declaración a propósito de las víctimas de la violencia machista, cuatro de ella fallecidas en un mismo día de esta semana.

"El camino emprendido es el correcto, no cabe el desánimo ni la resignación, debemos seguir poniendo cada día más recursos, más medios, más educación, más concienciación y, sobre todo, más voluntades en esta lucha que va a ser larga y difícil, pero que los demócratas unidos y resueltos vamos a ganar", ha dicho.

En este sentido, ha recordado el anuncio del presidente del Gobierno de convocar una conferencia de presidentes autonómicos específica para "sumar esfuerzos" y acabar con esta lacra "sin concesiones" ya que hay competencias compartidas con las CCAA.

La vicepresidenta ha aludido a la creación de juzgados previstos para este año, las actuaciones sobre educación y efectivos policiales, y ha anunciado que se va a incrementar la reserva de puestos de trabajo en grandes empresas para mujeres víctimas y se profundizará en medidas como el salario de inserción social.

"Hemos puesto en marcha muchas iniciativas, es cierto, pero las 17 mujeres muertas en lo que va de año, las 71 que fueron asesinadas el pasado a causa de la violencia de género, nos está diciendo que no es suficiente, son cifras, son datos insoportables, intolerables."

La vicepresidenta ha asegurado que el Ejecutivo asume su responsabilidad en este asunto:

"El mismo día -ha precisado- que se puso a la cabeza de la marcha de todos contra la violencia de género, el Gobierno se puso también a la cabeza para recibir las críticas, y las recibimos con humildad porque así deben hacerlo los responsables políticos y las recibimos con dolor."

Ha recordado que el Ejecutivo se propuso hace cuatro años ponerse "al frente de la rebelión" de la sociedad española contra la violencia machista, uno de los fenómenos "más perniciosos y complejos", y que la primera ley aprobada esta legislatura, por unanimidad, ha sido ésta.

"Sabíamos entonces -ha dicho- que no iba a ser una tarea fácil tras muchos siglos de desigualdad y de subordinación de las mujeres en la cultura social en todo el mundo. Si algo es indudable es que la desigualdad es lo que subyace en el crimen de la violencia de género".