Público
Público

Gobierno de Chávez llama a unidad y paz entre colombianos y venezolanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno venezolano volvió hoy a responsabilizar de la ruptura de relaciones a su homólogo de Colombia, al que calificó de "fascista", y llamó a los pueblos de ambos países a mantenerse unidos y a luchar por la paz.

"Este lamentable conflicto ocasionado por el irresponsable gobierno fascista de Álvaro Uribe no es contra el pueblo colombiano, por el contrario llamamos a la unidad del pueblo colombiano y venezolano que es un sólo pueblo, a unirnos para luchar por la paz y la unión de nuestro continente", dijo el vicepresidente Elías Jaua.

Las declaraciones fueron hechas después de una reunión del Consejo de Vicepresidentes de Gobierno con la dirección política del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para analizar el nuevo escenario en la relación con Colombia.

El presidente Hugo Chávez rompió ayer las relaciones después de que el Gobierno de Colombia denunciara ante la OEA con mapas y fotografías que en Venezuela hay unos 1.500 integrantes de las guerrillas colombianas y pidiera que una comisión internacional verificara "in situ" las denuncias.

"No entendemos por qué se desata una campaña de agresión contra el país, en un momento en el que todo parecía indicar que se abría un espacio para restablecer las relaciones con el nuevo gobierno de Colombia", manifestó el vicepresidente venezolano en referencia al cambio de Gobierno que se producirá en Colombia el 7 de agosto.

Jaua confirmó que en la región fronteriza con Colombia reina un ambiente de "total normalidad" y anunció que en esa zona habrá movilizaciones populares en apoyo al presidente Hugo Chávez.

Para el sábado está prevista una concentración en Guasdualito y para el domingo en San Antonio del Táchira y en Paraguaipoa, todas ellas poblaciones cercanas a la frontera con Colombia, donde Chávez ha declarado la "alerta máxima".

Previamente, el general de División Franklin Márquez, comandante del Comando Regional Número Uno de la Guardia Nacional (GN-policía militarizada), aseguró que en la frontera de Táchira se registra una "total tranquilidad".

El paso de vehículos de carga y particulares, así como el de personas, "está abierto" en los dos puentes internacionales del estado, Ureña y San Antonio, declaró Márquez a la televisión estatal.

El jefe castrense informó de que se están "aplicando controles efectivos para la entrada (a Venezuela) de personas" provenientes de Colombia, y resaltó el reforzamiento de la vigilancia en los pasos fronterizos conocidos como "trochas".

Asimismo, reportes de la prensa local indicaron que también reina la tranquilidad en la zona fronteriza de Zulia, donde se encuentran en funcionamiento las aduanas y los pasos peatonales.

A primera hora de la mañana, el ministro venezolano de Defensa, Carlos Mata, ratificó el total respaldo de la Fuerza Armada a la decisión de Chávez de romper relaciones con Colombia, y su rechazo a las denuncias colombianas sobre la presencia de jefes guerrilleros en Venezuela.

"Por el contrario, han sido enormes los esfuerzos realizados por la Institución, dirigidos a combatir el narcotráfico, el contrabando y la extorsión en las zonas fronterizas", añadió.

Mata advirtió también de que la Fuerza Armada dará una "respuesta contundente" a cualquier "fuerza extranjera que intente violar" la soberanía nacional.

El Gobierno venezolano mantiene unos 20.000 uniformados en labores de resguardo a lo largo de la frontera con Colombia, de 2.219 kilómetros, según datos oficiales corroborados anoche por Mata en una entrevista con medios estatales.

Por otro lado, la fiscal general venezolana, Luisa Ortega, afirmó hoy que Venezuela "se defenderá" si es acusada por Colombia ante la Corte Penal Internacional (CPI) por la presunta presencia en el país de jefes guerrilleros.

En una rueda de prensa, Ortega rechazó las denuncias hechas ayer por Colombia ante la OEA y respaldó la decisión del Gobierno de Hugo Chávez de responder con la ruptura de las relaciones bilaterales.

La fiscal general venezolana expresó que su despacho considera que las "pruebas" presentadas por Colombia ante la OEA "no son ciertas", y constituyen "una agresión al Estado venezolano que atenta contra la paz que siempre ha privado en esta región".

Las "falsas" denuncias colombianas "van dirigidas a crear fisuras en la hermandad de los pueblos hermanos de Venezuela y Colombia" y "llevan subrepticiamente un oscuro propósito", aseguró Ortega.