Público
Público

El Gobierno chino se alinea con India y Brasil en sus exigencias sobre el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno de China aseguró hoy que comparte prácticamente los mismos puntos de vista que países en desarrollo como India y Brasil respecto a la lucha contra el cambio climático, señalando que son especialmente los países desarrollados los que deben liderar los esfuerzos de reducción de emisiones.

"Tenemos demandas, posiciones y preocupaciones similares, en esencia que todos deben honrar sus compromisos y muy especialmente las naciones desarrolladas deben cumplir los objetivos de reducción de emisiones a medio plazo que ellas mismas fijaron", destacó al respecto en rueda de prensa el portavoz de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang.

El éxito de la cumbre del cambio climático que empieza la próxima semana en Copenhague, señaló Qin, reside en "si la comunidad internacional puede respetar el Convenio Marco de las Naciones Unidas, el Protocolo de Kioto, la Hoja de Ruta de Bali y el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas".

Preguntado sobre la posición india -el pasado fin de semana prometió "esfuerzos" contra el cambio climático pero no ofreció cifras concretas-, Qin señaló que "China e India son ambos países en desarrollo y víctimas" del calentamiento global.

"No tienen objetivos obligatorios de emisión de reducciones, y los dos comparten la misma postura de que son los países desarrollados los que deben liderar", añadió el portavoz.

"China entiende la situación actual de la India, ambos debemos tomar medidas de adaptación y mitigación (del cambio climático) acordes a nuestras condiciones nacionales", destacó.

China, el mayor emisor mundial de dióxido de carbono, aumentó el optimismo de la comunidad internacional ante la Cumbre de Copenhague al anunciar la semana pasada que su primer ministro, Wen Jiabao, encabezaría la delegación nacional en la capital danesa.

También al comprometerse a reducir en 2020 entre un 40 y un 45 por ciento su intensidad de carbono, cifra que se obtiene al dividir las emisiones de CO2 de un país por su producto interior bruto.