Publicado: 09.12.2013 17:27 |Actualizado: 09.12.2013 17:27

El Gobierno confirma a los sindicatos que la luz subirá un 2% anual solo por el pago a plazos del nuevo déficit

Los 3.600 millones que el Gobierno iba a poner serán pagados ahora por la tarifa, a razón de 300 millones anuales durante los próximos 15 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CCOO y UGT mantuvieron este lunes una reunión con el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, en la que se les informó de que solo el nuevo déficit de tarifa máximo de 3.600 millones de euros para 2013 provocará un alza de la tarifa de luz del 2% en enero de 2014, para devolver este dinero en quince años, indican los sindicatos en una nota.

"Según el secretario de Estado, los 3.600 millones serán pagados vía tarifa a 300 millones anuales durante los próximos 15 años, incrementándose en torno a un 2% la tarifa a partir de enero, solo por este concepto", aseguran CCOO y UGT.

Para 2014 el Gobierno confía en que deje de producirse déficit de tarifa y en que las cuentas públicas inyecten unos 900 millones de euros en la tarifa, pero los sindicatos no comparten esta previsión. "La realidad nos hace suponer que podemos encontrarnos con un desequilibrio que lleve a incrementar las tarifas en el próximo 2014 de una forma muy elevada", asegura.

UGT y CCOO trasladaron a Nadal durante el encuentro, celebrado el pasado 5 de diciembre, la "sensación de que la reforma eléctrica es un fiasco". También expresaron su "preocupación" con el "más que probable" incremento de la tarifa en enero.

"Desde el Ministerio se nos había manifestado que, si bien esta reforma significaba un incremento de tarifas y un recorte en la retribución de las empresas del sector, al mismo tiempo era necesario para eliminar el déficit tarifario y crear seguridad jurídica", señalan fuentes sindicales.

Sin embargo, en la actualidad sigue habiendo déficit de tarifa y "la seguridad jurídica brilla por su ausencia". "Esta reforma continúa en el camino de incrementar las tarifas eléctricas, lo que nos lleva a la pérdida de competitividad en nuestra industria", afirman.

Las empresas también sufren a causa de las subidas del recibo una pérdida de empleo provocada por la reducción de las inversiones en el mantenimiento de la red, la paralización del desarrollo de las energías renovables y la amenaza cierta de deslocalización de determinadas industrias ante el elevado coste de la electricidad.

Además, lamentan la reducción de las ayudas a la industria por la interrumpibilidad y critican "el empobrecimiento energético al que se está condenando a un gran número de ciudadanos y ciudadanas" debido al "elevado coste de la energía doméstica, al elevado número de desempleados y al permanente deterioro de las condiciones de trabajo".