Público
Público

El Gobierno defiende que el presunto maltratador no tenga la custodia de los hijos en caso de separación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha defendido hoy que una persona no pueda ejercer la custodia individual de los hijos tras una separación o divorcio si está imputado en un proceso penal como presunto autor de malos tratos a su pareja.

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha subrayado que ése es el objetivo de la reforma del Código Civil que hoy ha presentado la ministra de Sanidad y Política Social, Leire Pajín, en el Consejo de Ministros.

Rubalcaba ha destacado que será en cualquier caso una medida de carácter cautelar que deberá adoptar el juez de lo civil para proteger a los hijos mientras se resuelve el proceso penal abierto contra el presunto maltratador.

"Pensamos que lo niños van a estar mejor, no con el presunto maltratador o maltratadora, sino con el presuntamente maltratado", ha dicho el portavoz del Ejecutivo, quien ha incidido además que pretende corregir deficiencias, dudas o lagunas que existen en el Código Civil actual.

Esta norma prevé actualmente que cuando existe un proceso penal por malos tratos no cabe la custodia compartida, sino que el juez de lo civil tiene que optar por asignársela a una de las partes que solicitan el divorcio o separación, y la intención del Gobierno es que a partir de la reforma la custodia siempre se otorgue al maltratado.

Frente a las críticas de algunas asociaciones de algunas asociaciones de jueces, que han tachado de innecesaria, propagandística y peligrosa la reforma, Rubalcaba se ha mostrado convencido de que la polémica cesará cuando conozcan con precisión los términos de la reforma que se plantea.

El portavoz del Ejecutivo ha insistido en que se trata de una medida cautelar que afectará a casos "muy concretos", y en que es "razonable" que la custodia de los hijos repose en estos casos en la persona presuntamente maltratada.

Ha negado además Rubalcaba que una medida de estas características pueda entrar en contradicción con la presunción de inocencia, debido a su carácter cautelar, y ha observado que los procesos penales que se siguen en la actualidad se están resolviendo con gran celeridad.

"Queremos evitar que la custodia individual de los hijos caiga -en un proceso civil por separación o divorcio en una persona que está imputada en un proceso penal por malos tratos", ha corroborado Rubalcaba.