Público
Público

El Gobierno pide al PP no bajar la guardia en el maltrato porque salva vidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La secretaria de Estado de Igualdad, Laura Seara, ha apelado a "la responsabilidad" del PP para que "no baje la guardia" en la violencia de género porque "salva vidas" y porque las 95.000 mujeres protegidas actualmente, a las que se les habían "robado" las "riendas" de ella, no pueden sufrir "un frenazo".

Seara ha hecho estas consideraciones con motivo de la celebración, hoy, del Día Internacional contra la Violencia de Género.

Ese "frenazo supondría un retroceso", según señala Seara, elegida en las últimas elecciones diputada por Orense, en una entrevista con Efe en la que asegura su "compromiso personal y político" por luchar contra la violencia de género "esté donde esté", "vaya donde vaya", ya que el maltrato, dice, "es un cáncer en la sociedad", que "nos lleva ventaja".

Una ventaja que se cifra en 95.000 mujeres protegidas y 5.000 maltratadores en la cárcel.

Aunque también hay otras: 2.000 agentes de las fuerzas de seguridad que las protegen, 3.000 dispositivos electrónicos disponibles en los juzgados para que acompañen a estas víctimas y 270.000 mujeres que acuden al 016 desde que se puso en marcha para atenderlas y asesorarlas.

Además, hay 106 juzgados especializados y otros 358 compatibles.

Pero aún, según Seara, "queda mucho por recorrer", a pesar de que a partir de la ley contra la violencia de género, según Seara, la sociedad se haya activado contra este fenómeno, que "ha salido a la luz pública", un "problema social de primer orden", que "protege a las víctimas y castiga a los agresores".

"Mujeres a las que se les había robado autoestima, sus relaciones personales, sus proyectos laborales, mujeres que necesitaban ayuda para volver a tomar las riendas de su vida y que la han recibido; hay casi 23.000 mujeres que reciben la renta activa de inserción en nuestro país. La ley no hay que tocarla", sostiene Seara.

No hay que hacerlo, en su opinión, porque "sería no entender la violencia de genero, un problema estructural", que no pude obviar el próximo Gobierno, porque "merece la pena".

"Hemos activado a la sociedad, es un problema al que nadie es ajeno, no se puede bajar la guardia, está en juego la vida de muchas mujeres y eso tiene que ser una prioridad", insiste Seara, quien muestra su preocupación porque algunas mujeres jóvenes perciban, según los últimos estudios, algunas actitudes "absolutamente violentas" como "signos de amor".

No existe un perfil de una mujer maltratada, como tampoco de un agresor porque, según la responsable de Igualdad, la violencia de género, en estos momentos, "no entiende de clases sociales, ni de países ni de nacionalidad, ni de situaciones económicas, ni de niveles intelectuales".

Y "no hay fórmulas mágicas para acabar con un problema social que se arrastra desde hace tanto tiempo" y por el que el Gobierno socialista, según Seara, ha "corrido tanto" porque "había que romper la espiral del sometimiento y el abuso".