Público
Público

El Gobierno pide que UE sea solidaria con víctimas de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Jason Webb

Los países de la Unión Europea deberían mostrarse solidarios con cualquier estado miembro que necesite rescates financieros, dijo el martes el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido.

Consultado sobre si la Unión está preparada para dar ayudas financieras a países que se enfrentan al riesgo de 'default' o a una severa bajada de sus divisas nacionales, López Garrido dijo que debería hacer todo lo posible para ayudar.

"Si un país entra en una situación como la de Islandia, creo que toda la Unión tendría que examinarlo, estudiarlo, y tomar algún tipo de medida solidaria con ese país", dijo a Reuters en una entrevista, en la que también advirtió de los riesgos del "dumping social" en la Unión Europea.

Sus comentarios llegan al mismo tiempo cuando Rumanía ha pedido ayuda financiera a la Comisión Europea y al FMI. Una fuente de la UE dijo que se podría llegar a un acuerdo rápidamente al respecto.

La Comisión prometió ayudar a los países del este de Europa que entren en problemas, estudiando caso por caso, pero descartó un plan de ayuda a la región a nivel más amplio.

Muchos analistas se han mostrado inseguros sobre hasta qué extremo estará dispuesta Alemania, la mayor economía de la UE, a proveer fondos para ayuda.

López Garrido señaló que la ayuda mutua ha sido una de las piedras fundacionales de la Unión Europea.

"La Unión Europea es una entidad basada en la solidaridad", dijo.

Sin embargo, esta solidaridad no debe extenderse a la relajación de los criterios de entrada en la zona euro, que algunos analistas han dicho podría proporcionar cobertura a los países del este cuyas divisas nacionales han sido atacadas y que aspiran a formar parte del club del euro.

"Creemos que las reglas establecidas desde Maastricht para entrar la entrada en el euro deben mantenerse", dijo López Garrido, en referencia a los requisitos de entrada, que incluyen un nivel determinado de deuda pública, aunque agregó que el que hace referencia a la inflación podría no ser necesario en el actual entorno de posible deflación.

"Es una de esas cosas en un momento determinado son útiles y en otro momento determinado son innecesarias", agregó.

"DUMPING" SOCIAL

En un momento en el que resurgen tensiones entre algunos países miembro de la UE acerca de ayudas a los bancos y a las industrias automovilísticas, López Garrido dijo que España también está preocupada por la posibilidad de que los gobiernos puedan, compitiendo entre sí, intentar el recorte de beneficios sociales y, por lo tanto, abaratar a las compañías los costes para operar en sus países.

Este asunto será clave en la próxima presidencia de seis meses de España en la Unión Europea que comienza dentro de nueve meses, agregó el secretario de Estado, quien añadió que el Gobierno español quería más supervisión europea de la seguridad social y de los sistemas de salud.

"Europa tiene que evitar el dumping social", dijo. "El riesgo que hay para el mercado común es el proteccionismo".

Consultado sobre si la crisis financiera redujo las posibilidades de integración en la Unión de algunos candidatos, entre los que se encuentra Turquía, respondió que posiblemente así lo piensen algunos miembros de la UE.

"Pero nadie lo dijo explícitamente", aclaró, agregando que la crisis podría también dificultar a los candidatos alcanzar las metas económicas de los criterios de integración a la Unión.