Publicado:  22.02.2012 11:41 | Actualizado:  22.02.2012 11:41

El Gobierno propone la dación en pago para familias sin ingresos

No es más que una sugerencia que no obliga a nada a los bancos. La propuesta incluye una moratoria de dos años en los que las familias desahuciadas puedan permanecer en su domicilio

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno aspira a que las familias con bajos ingresos puedan salvarse de un desahucio en caso de impago de su hipoteca, con el fin de reducir el coste social de estas actuaciones judiciales.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado este miércoles que el Gobierno permitirá acogerse a la dación en pago —entrega de la vivienda para saldar la hipoteca—, a las familias que tengan a todos sus miembros en paro o a aquellos cuyos ingresos se sitúan por debajo del umbral de la pobreza.

Esta medida se enmarca dentro del Código de Buenas Prácticas para las entidades financieras anunciada por De Guindos. Aunque un código de este tipo no es de obligado cumplimiento y dependerá de la buena voluntad de los bancos, el Gobierno quiere suavizar los efectos de los desahucios en las familias que estén en riesgo de "exclusión social".

Si bien el Ejecutivo aún tiene que determinar cuál sería ese "umbral de exclusión", el ministro de Economía adelantó que incluiría a familias con todos sus miembros en paro y que no dispongan de otros ingresos. 

"Es una realidad que la vivienda que entregan estas familias es el único activo que tienen", aseguró el ministro en respuesta en una interpelación del diputado de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) Joan Coscubiela Conesa en la sesión de control al Gobierno. En cuanto a la dación en pago, De Guindos advirtió de que parece una solución mágica, pero puede supone una merma del sistema de garantías: advirtió de que hay que tener cuidado con esta práctica, que puede llegar ser negativa para la concesión de crédito a futuro, así como provocar subidas de tipos de interés.

De Guindos además adelantó que, dentro de ese código de buena práctica para los procedimientos de ejecución hipotecaria, también se permitirá durante al menos dos años habitar a estas familias en la vivienda antes del desalojo. Esta medida podría ser también prorrogable.

Asimismo, el Ejecutivo se mostró partidario de que se aplique a los pagos iniciales de los préstamos una mayor proporción de capital principal en detrimento de los intereses, al contrario de lo que ocurre ahora. Según De Guindos, ahora se dedican los pagos iniciales casi exclusivamente al pago de intereses, y un cambio permitiría considerar el capital amortizado de manera proporcional al número de cuotas pagadas.

PUBLICIDAD

Comentarios