Público
Público

El Gobierno rebaja el plazo de renovación de los convenios

El Gobierno aprueba el decreto-ley sobre la reforma de la negociación colectiva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El plato fuerte del Consejo de Ministros de este viernes era sin duda la aprobación del decreto-ley sobre la reforma de la negociación colectiva. Alfredo Pérez Rubalcaba, el vicepresidente primero,  compareció junto al ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, para explicar los detalles de la nueva medida. 

Ni Rubalcaba ni Gómez aportaron muchas novedades a lo ya dicho a lo largo de la semana. El vicepresidente especificó que el decreto del Gobierno se ha aprobado sobre la base del 'casi acuerdo' que estuvieron a punto de alcanzar empresarios y sindicatos tras varios meses de negociación. 'El decreto-ley busca el equilibrio entre la flexibilidad de las empresas y la seguridad que quieren los trabajadores', dijo Rubalcaba.

'Es un decreto ley serio, profundo, que recoge cambios sustantivos contenidos en un acuerdo que no llegó a ver la luz', añadió el vicepresidente antes de ceder la palabra al ministro de Trabajo. 

Valeriano Gómez empezó lamentando que empresarios y sindicatos no hubieran alcanzado un acuerdo: 'Hubiera sido preferible un acuerdo, porque son empresarios y trabajadores quienes van a aplicar las medidas'. Insistió Gómez en los objetivos de las medidas aprobadas este viernes: flexibilidad para las empresas para que puedan adaptarse mejor al ciclo económico; y que los trabajadores no queden desprotegidos ni pierdan derechos.

A continuación Gómezglosó lo más significativo del decreto: se reduce el plazo máximo para renovar un convenio a entre 8 y 14 meses, frente a los 12 y 18 meses que había planteado el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. Según el decreto, el plazo de 8 meses para renovarlo será para los convenios cuya duración sea de dos años, mientras que el tope de 14 meses se aplicará a los convenios cuya vigencia sea mayor de dos años. En caso de no haber acuerdo, los trabajadores y los empresarios se someterán a un arbitraje.

Además, se fija una nueva 'dinámica' de negociación, ya que se reduce de los actuales 6 meses a 3 el plazo para denunciar un convenio. Además, se establece en un mes el tiempo máximo para constituir la comisión negociadora del nuevo convenio. Con estas medidas lo que se evita es que se pierda la ultraactividad (la renovación automática de un convenio expirado ante la falta de acuerdo para renovarlo), precisó Gómez, quien añadió que hay que evitar que la negociación partiera de 'cero' y supusiera una pérdida de derechos para los trabajadores.

Otra medida importante es que los convenios de cada empresa van a tener preferencia sobre los convenios provinciales. Se trata de dar facilidades a las empresas, según Gómez: 'El despido en España es sencillo pero caro.Para las empresas en España es fácil despedir pero es difícil adaptarse a las circunstancias económicas'. con los nuevos convenios las empresas en dificultades podrán contemplar cláusulas de descuelgue salarial  (es decir no aplicar la subida pactada) y readaptar la jornada, los turno, etc.

Además, habrá más trabajadores regulados por convenios durante los próximos años, pronosticó Gómez, quien añadió que lo que también se espera es que se haga un menor uso del despido y que se 'muevan' los salarios o las jornadas para evitar que se eche a los trabajadores como medida de las empresas para salir de la crisis.