Publicado: 25.02.2011 14:40 |Actualizado: 25.02.2011 14:40

El Gobierno rebajará a 110 km/hora la velocidad máxima en las autovías

El objetivo de esta drástica decisión del Gobierno es reducir el consumo de gasolina. La medida, que también afecta a las autopistas, entrará en vigor el  lunes 7 de marzo y tendrá un carácter transitorio,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más lentos para ahorrar en gasolina. El Gobierno ha decido rebajar el límite de velocidad en autovías y autopistas desde los 120 kilómetros por hora actuales a 110 kilómetros por hora. La medida, de carácter transitorio, se aplicará a partir del lunes 7 de marzo.

El objetivo, ha explicado el vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, es reducir el gasto de gasolina y gasóleo. Según sus datos, la rebajará alcanzará un 15% en gasolina y un 11% en diésel. La reducción de velocidad  durante un año supondrá un ahorro de 18 millones de barriles de petróleo que, al precio actual y al tipo de cambio existente, son unos 1.400 millones de euros, según fuentes del Gobierno.

El Gobierno estimará que se consumirá un 15% menos de gasolina y un 11% menos de diesel

El cambio implicará que se tenga que cambiar con urgencia la señalización de tráfico y la tramitación de las multas. El cambio de la señalización tampoco será definitivo y no tendrá un coste muy alto, ha señalado Rubalcaba. Las variaciones en la velocidad no afectarán al carné por puntos, ya que el paquete normativo tiene como fin ahorrar energía y no influir en la seguridad vial. 

La decisión se enmarca en un paquete de medidas de ahorro energético a raíz de la escalada del precio del petróleo, debida en gran parte a la situación que atraviesa Libia. En este paquete también se incluye una reducción, también a partir del 7 de marzo, del 5 % en el precio de los billetes de Renfe en media distancia y cercanías. No afectará a los trenes de larga distancia ni al AVE.

Esta reducción de velocidad conlleva una modificación de las señales de tráfico y de las multas

Con todo, Rubalcaba ha aclarado que el suministro está plenamente garantizado y que no no se va a ver afectado por la escalada de precios del petróleo, disparado tras el inicio del conflicto libio, y ha asegurado que el Gobierno tiene previstos distintos planes de contingencia.

No obstante, añadió que la fuerte subida del precio del crudo tiene un elevado impacto en los ciudadanos y en el conjunto del país. Recordó que cada incremento de 10 euros en el precio del barril supone una subida de la factura energética de 6.000 millones de euros anuales, unos 500 millones mensuales.

No obstante, añadió que no cree que esta escalada de precios "vaya a influir en la recuperación económica". Y, por esta razón, este escenario de encarecimiento del crudo no supondrá una modificación de los Presupuestos Generales del Estado de 2011 ni una corrección de la previsión de crecimiento para este año, fijada en el 1,3%. Rubalcaba afirmó que las medidas propuestas por Industria en la rebaja del transporte ferroviario podrían servir de ejemplo para que Comunidades Autónomas y Ayuntamientos incentiven el transporte público, aunque incidió en que es una decisión que corresponde a estas administraciones.

El plan de ahorro energético se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo viernes e incluirá también medidas que afectarán a la iluminación de los edificios públicos y de las ciudades. Para ello, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, se reunirá la próxima semana con las Comunidades Autónomas y con municipios. La semana que viene, dijo Rubalcaba, "le daremos una segunda vuelta" a estas medidas antes de su aprobación definitiva.