Público
Público

El Gobierno rechaza el aplazamiento de la deuda que pide Rajoy

El secretario de Estado de Hacienda recuerda a las autonomías gobernadas por el PP que la devolución de los adelantos a cuenta ya es "generoso".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López Carbajo, ha  replicado a la pretensión del PP (en PDF) de retrasar el pago de la deuda diez años subrayando que la devolución de los adelantos a cuenta ya es 'generoso', por lo que 'no hay razón' para volver a aplazarlos.

Con todo, López Carbajo ha optado por esperar hasta mañana, cuando se reúna el Consejo de Política Fiscal y Financiero (CPFF), para saber si los presidentes autonómicos formularán la petición, tal y como hoy ha avanzado el presidente del partido, Mariano Rajoy. 

En una declaración de seis puntos hecha pública este martes, las comunidades autónomas gobernadas por el PP defienden la estabilidad presupuestaria y la contención del gasto público al tiempo que reclaman 10 años de plazo para pagar las liquidaciones de la deuda correspondientes a 2008 y 2009. Pese a reclamar el aplazamiento, exigen responsabilidades al Gobierno por 'el incumplimiento de sus obligaciones especialmente por sus efectos sobre la liquidez'.

Ante la posibilidad de que la reclamación se ponga sobre la mesa, López Carbajo ha puesto la venda antes de que surja la herida al subrayar que ya se acordó aplazar un año el pago de esas deudas. Las comunidades autónomas tienen desde ese momento hasta cinco años para liquidar.

Las normas de pago ya 'están en la ley' y cuando la liquidación el positiva el Estado paga 'a toca teja', mientras que las comunidades tienen hasta seis años. 'Me parece que no hay razón para modificar el sistema', ha insistido el secretario de Estado de Hacienda.

Las normas de pago ya 'están en la ley' y cuando la liquidación el positiva el Estado paga 'a toca teja'

Con las cifras encima de la mesa López Carbajo ha informado de que la liquidación negativa aplazada de las comunidades alcanzó los 18.736,46 millones de euros en 2009, pero que tras la moratoria las comunidades podrán empezar a devolver los adelantos en 2012.

Este saldo negativo en 2009 se explica no por un mal resultado de la reforma de la financiación autonómica, sino por una caída de los ingresos tributarios autonómicos superior al previsto, que provocó que las aportaciones anticipadas elevarán el saldo negativo de dichas comunidades.