Público
Público

El Gobierno sube el SMI sólo un 0,6%, pese a las demandas de los sindicatos

El Banco de España se opone a la actualización del salario mínimo porque dice que perjudica el empleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros ha aprobado la cuantía del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para el año 2013, desoyendo las demandas de los sindicatos, que reclamaron  un aumento que compensase la pérdida de poder adquisitivo que ha sufrido esta renta año tras año desde 2009.

Sin embargo, el Gobierno no se ha movido de la propuesta realizada por el Ministerio de Empleo y ha subido el SMI apenas un 0,6%, hasta dejarlo en 21,51 euros diarios o 645,30 euros mensuales. Es una subida de apenas 3,9 euros al mes. En 2012, el salario mínimo se mantuvo en los 641 euros, la misma cuantía que en 2011. CCOO y UGT enviaron una carta al  Ministerio de Empleo, mostrando su desacuerdo con esa propuesta.

El departamento de Fátima Báñez justifica esta escasa subida en que se trata de un crecimiento equivalente al máximo de los salarios pactados en el II Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva 2012-2013-2014, firmado el 25 de enero de 2012 entre los sindicatos y CEOE, para respaldar los 'buenos resultados' en materia de moderación salarial.

Este viernes, el Banco de España ha publicado un informe en el que muestra su oposición a la subida del salarios mínimo. En un informe publicado en el boletín mensual del supervisor financiero, asegura que el incremento del SMI puede poner en riesgo el empleo de determinados colectivos, especialmente de los jóvenes menores de 25 y de los mayores de 45, ya que estos grupos tienen más dificultad para compensar el incremento salarial con más productividad. Según el informe en la última década sólo entre el 0,6% y el 0,9% de los trabajadores han estado directamente afectados por las subidas anuales del SMI, ya que son aquellos cuyo salario está por debajo de la cuantía mínima fijada para el siguiente año. No obstante, subraya que ese porcentaje sube al 2% para los trabajadores más jóvenes.