Público
Público

El Gobierno tailandés levanta el estado de excepción en Bangkok

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno interino de Tailandia levantó hoy el estado de excepción declarado en Bangkok, la capital, por el ex primer ministro Samak Sundaravej para poner fin a las protestas y a la ocupación de la sede gubernamental.

El final del estado de excepción, decretado el pasado 2 de septiembre, fue anunciado por el actual primer ministro interino, Somchai Songsawat, tras la reunión que mantuvo con la cúpula militar y el jefe de la Policía.

Songsawat reconoció que la sociedad continúa profundamente dividida, pero que no existe justificación para mantener la medida excepcional, que permite al Ejército utilizar la fuerza para restablecer el orden.

"Insto a todos los partidos a dialogar para resolver el problema juntos y cicatrizar el daño hecho a la nación", indicó el primer ministro, en referencia a la crisis creada por las protestas antigubernamentales que invadieron la sede del Gobierno el pasado 26 de agosto.

"Deberíamos devolver la sonrisa de nuevo a este país, ya que somos conocidos como 'La tierra de las sonrisas', y restaurar la confianza de los extranjeros, sobre todo de los turistas, en que somos un país pacífico y que no hay conflicto", afirmó.

Sundaravej anunció la medida extraordinaria después de que una persona muriera y otras 44 resultaran heridas en un enfrentamiento entre seguidores y opositores del Ejecutivo, pero el Ejército se ha mostrado reacio desde entonces a desalojar a los manifestantes de la sede gubernamental por la fuerza en aras del diálogo.

La coalición gubernamental, formada por seis partidos, tiene previsto el próximo lunes designar al sustituto de Sundaravej, destituido la pasada semana por el Tribunal Constitucional por vulnerar la Carta Magna al cobrar por presentar un programa de cocina emitido por televisión.

Songsawat se perfila como el candidato favorito a convertirse en el nuevo primer ministro de Tailanda, que votarán el próximo miércoles los diputados en el Parlamento.

Aunque las manifestaciones antigubernamentales arrancaron en mayo con una asentada ante la representación de la ONU en Bangkok, la crisis emana de las elecciones de diciembre y la victoria a los mismos políticos a los que derrocó el golpe militar incruento de 2006.