Publicado: 26.12.2013 15:06 |Actualizado: 26.12.2013 15:06

El Gobierno vuelve a congelar el salario mínimo

Se queda en 645,3 euros al mes, uno de los más bajos de la UE. Es la segunda vez que el Ejecutivo del PP toma esta decisión tras la congelación de 2012. Desde 2007 el SMI ha perdido 5,5 puntos de poder adquisitivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno congela de nuevo el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2014. Mañana, viernes, lo aprobará el Consejo de ministros: el SMI se quedará en 645,3 euros mensuales, o 21,51 euros al día, y en ningún caso por debajo de los 9.034,20 euros en cómputo anual, de acuerdo con la propuesta remitida por el Ejecutivo a los sindicatos. Es el segundo ejercicio, tras el de 2012, en que el salario mínimo se congela desde el estallido de la crisis.

En un comunicado conjunto, CCOO y UGT rechazan la congelación del SMI porque supondrá una nueva pérdida de poder adquisitivo de esta renta, que desde 2007 ha ido perdiendo peso sobre el salario medio. Hace un año el Gobierno decidió subir el SMI para 2013 un 0,6%, pero también los congeló en 2013. El leve aumento de 2013 lo justificó el Gobierno en que se trataba del incremento máximo de los salarios pactado en el II Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva para el periodo 2012-2014.

Esta decisión se une a la congelación del Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), índice que se utiliza como referencia para la concesión de becas, ayudas, subvenciones o el subsidio por desempleo, entre otros. Tal y como recogen los Presupuestos de 2014, el Iprem se mantendrá en 532,51 euros mensuales (6.390,13 euros al año en doce pagas o 7.455,14 euros al año en catorce pagas). Con la congelación de 2014, el Iprem lleva ya cuatro años sin moverse.

Ante esta decisión, los secretarios de Acción Sindical de CCOO y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, respectivamente, han enviado una carta a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en la que rechazan el borrador del real decreto que congela el SMI para 2014. En la misiva, los sindicatos recuerdan que el SMI ha perdido 5,5 puntos de su capacidad adquisitiva en cuatro años y se ha ido alejando así del compromiso suscrito por España en la carta social europea de que alcance el 60% del salario medio. Además, recuerdan que el SMI español es uno de los más bajos de la UE-15, que bordea el umbral de la pobreza en hogares con un solo miembro y que se sitúa por debajo en hogares compuestos por al menos dos personas.

En este contexto, reclaman una recuperación progresiva y modulada del poder de compra del SMI y reformar el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores para evitar que se sigan produciendo pérdidas de poder adquisitivo en este sentido. Además, critican lo "acelerado" del proceso de consulta por parte del Gobierno, porque las organizaciones sindicales han recibido este jueves el borrador y tienen que responder antes de mañana a las 9.30 horas, horas antes de que se apruebe el decreto en el Consejo de Ministros.

Por su parte, la secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha denunciado que con la congelación del SMI "el Gobierno nos conduce a un modelo en el que tener trabajo ya no te garantiza salir de la pobreza", ya que "España tiene un salario mínimo muy bajo en relación a su peso económico, en comparación con otros países europeos". En un comunicado, la dirigente socialista, que puso como ejemplo a Francia o Reino Unido, países donde el salario mínimo duplica al de España, señaló que "el Gobierno obliga de nuevo a que asuman el ajuste los que peor lo están pasando", y recordó que "los hogares de más de una persona que reciben el salario mínimo están ya por debajo del umbral de pobreza".

Rodríguez-Piñero ha advertido de que "el recorte salarial se está produciendo de forma muy dispar en España: mientras que los estratos mejor pagados han sufrido ajustes reales mínimos, y en algunos casos incluso subidas, los más bajos han concentrado las mayores pérdidas de poder adquisitivo, de hasta el 17%" según algunos estudios.