Público
Público

Gobierno y PP negociarán la financiación local

El pacto abordaría también una reducción de las estructuras administrativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Y ahora le voy a hacer una propuesta, para que luego no diga...'. La propuesta la formuló el portavoz del Partido Popular en el Senado, Pío García Escudero, y consiste en abrir una negociación entre su partido y el PSOE para acordar un nuevo modelo de financiación local que garantice la sostenibilidad de las cuentas públicas en el ámbito territorial y, al mismo tiempo, para reducir al máximo las estructuras administrativas mediante un proceso de racionalización que eviteduplicidades.

José Luis Rodríguez Zapatero le tomó la palabra, por entender que se trata de algo 'necesario, conveniente y acertado', aunque el pacto que afecta a las finanzas locales es uno de los que más veces han sido invocados y más veces han quedado en vía muerta.

De hecho, el compromiso del presidente del Gobierno era abordar esta reforma en paralelo con la del sistema de financiación autonómica, pero la crisis económica obligó a aplazarlo sine die. Al menos hasta ayer. García Escudero defendió que la medida resulta 'inaplazable'. El pacto que reclamó debería delimitar claramente cuáles son las competencias de los ayuntamientos y permitir también 'una reforma en profundidad de todo el sector público' para eliminar gastos superfluos.

El portavoz del PP en el Senado afirmó que las administraciones autonómicas y locales se encuentran en una 'situación límite', de la que responsabilizó al presidente. 'Las previsiones irreales del Gobierno sobre crecimiento e ingresos en los Presupuestos de 2008 y 2009 han creado una burbuja que ahora, al exigirse la devolución de los ingresos de más, pone en riesgo servicios públicos esenciales', explicó. Y añadió que, además, 'se estrangula a determinados ayuntamientos, como Madrid y Valencia [ambos gobernados por el PP], impidiéndoles emitir deuda a largo plazo para refinanciar próximos vencimientos y atender gastospendientes'.

Zapatero expresó su disposición para dar 'pasos inmediatos' que permitan entablar la negociación del acuerdo reclamado por el portavoz del PP, pero rechazó que se le considere también responsable del endeudamiento de ayuntamientos gobernados por la derecha.

'¡Hombre, no! Quien lo ha gastado es Gallardón. Hagámosle un toque de atención y no dejemos que se endeude más', replicó a García-Escudero, tras recordar que el ayuntamiento de la capital tiene una deuda de 7.000 millones de euros. 'Algo tendrá que ver la gestión propia para que Barcelona gobernada por los socialistas y Madrid regida por el Partido Popular, teniendo la misma financiación del Estado, tengan una situación tan distinta', destacó.

El presidente del Gobierno recordó que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2011 la participación de las corporaciones locales pasa de 11.827 a 13.236 millones.

Ante las críticas de 'despilfarro' que recibió del portavoz del PP, señaló que es contradictorio reclamar más dinero para los ayuntamientos y criticar las inversiones del Plan E, o pedir más financiación para las comunidades autónomas y decir que sobran empresas públicas de ámbito regional.