Publicado: 14.04.2011 20:30 |Actualizado: 14.04.2011 20:30

Goldman engañó en la crisis 'subprime'

El Senado de EEUU acusa al banco de inversión de vender productos financieros a sus clientes sin informarles del riesgo y apostando contra ellos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Goldman Sachs engañó a sus clientes y al Congreso de Estados Unidos sobre su actuación en la crisis de las hipotecas subprime. Esta es la conclusión a la que ha llegado la comisión del Senado que investigaba la crisis, según informó ayer su presidente, el senador demócrata Carl Levin.

En concreto, la llamada Comisión Levin, acusa al banco de engañar a sus clientes a quienes vendió productos financieros vinculados a hipotecas basura. El informe asegura que los directivos del banco habrían ocultado a los inversores las prácticas de riesgo que estaban realizando. Además, destaca que no hubo ningún tipo de supervisión sobre esas actividades fraudulentas.

El Senado deja en manos de la SEC la presentación de acciones legales

El Subcomité Permanente del Senado para Investigaciones anunció que va a remitir su investigación al Departamento de Justicia y a la SEC (el regulador bursátil de EEUU) con la intención de que este organismo pueda presentar cargos, por vía civil o criminal, contra los directivos de la entidad y contra su consejero delegado, Lloyd Blankfein.

El Senado lleva dos años de trabajo en los que ha revisado millones de documentos, correos internos y ha realizado entrevistas con los empleados de las entidades financieras y de los reguladores. La investigación ha dado lugar a un informe de 639 páginas que fue presentado ayer por el propio Levin junto al senador republicano Tom Coburn.

"En mi opinión, Goldman ha engañado claramente a sus clientes y al Congreso", aseguró Levin. También explicó que Goldman apostó a la baja contra los complejos productos financieros hipotecarios que ellos mismos estaban vendiendo a sus clientes. Por su parte, el senador Curb aseguró que se ha demostrado "una doble moral clara en la actuación de estas entidades financieras".

Los senadores creen que todavía es posible llevar a prisión a los culpables

"La mayor parte de la culpa del colapso financiero que tuvo lugar en 2008 se debió a los beneficios millonarios que consiguieron los bancos creando y vendiendo productos de alta complicación financiera basada en el mercado inmobiliario", explica el informe.

La Comisión Levin critica con especial virulencia las actividades de Goldman Sachs y a Deutsche Bank. Dos entidades a las que acusa de colocar esos complicados productos financieros, mientras sus propios gestores sabían que su precio iba a bajar ya que estaban apostando por ello en los mercados.

Entre los culpables citados por el informe también está Washington Mutual (el mayor prestador de hipotecas de EEUU, que quebró en 2008), Office of Thrift Supervision (un regulador federal de bancos), así como las agencias de calificación de riesgos.

Goldman ya pagó el año pasado una multa de 379 millones a la SEC

Por su parte, Goldman Sachs mostró ayer su disconformidad con las conclusiones del informe. Además, negó que sus ejecutivos hayan engañado al Congreso durante las sesiones de investigación que se llevaron a cabo. "El testimonio que nosotros dimos fue totalmente veraz, certero y esto puede ser confirmado por el informe que elaboró el subcomité del Congreso", aseguró Lucas van Praag, portavoz de Goldman Sachs.

Desde Deutsche Bank, su portavoz Michele Allison, aseguró que, como el informe confirma, la visión del banco alemán del mercado de hipotecas subprime era muy diferente a la de los bancos americanos. Además, sub-rayó que Deutsche Bank tuvo que asumir fuertes pérdidas.

Ninguna de estas disculpas son suficientes para el equipo de investigación liderado por el senador Carl Levin. "Sólo a Goldman le fue bien con la crisis. Por eso queremos saber cómo consiguieron hacerlo", aseguró. Y ese es el motivo por el que han pasado el asunto a la supervisión del regulador de mercados.

Además, preguntado por si se sentía decepcionado debido a que ninguno de los implicados en la crisis subprime está en prisión para penar sus culpas, aseguró que "todavía hay tiempo".

El año pasado, Goldman salió al paso de varias acusaciones realizadas por una investigación realizada por la SEC, también sobre el origen de la crisis subprime, al aceptar pagar una multa de 550 millones de dólares (379 millones de euros).

Los mercados financieros castigaron ayer las acciones del banco estadounidense con una caída del 2,73% en la Bolsa de Nueva York.