Público
Público

Gómez reactiva el Pacto de Toledo

El nuevo ministro de Trabajo convoca para mañana a los representantes de los partidos políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha convocado a los representantes de los partidos políticos de la Comisión Parlamentaria del Pacto de Toledo a una reunión informal, que se celebrará mañana en el Congreso de los Diputados, informa Efe.

Con el encuentro, que se producirá antes de una reunión ordinaria de la Comisión del Pacto de Toledo, prevista también para mañana martes, el ministerio pretende reactivar el debate sobre la reforma del modelo de pensiones, que lleva varias semanas estancado.

La convocatoria fue mal recibida por el diputado y representante del PP en la comisión parlamentaria Tomás Burgos, que criticó que el ministro haya realizado una convocatoria 'unilateral' y haya decidido reunirse con los grupos parlamentarios sin comparecer previamente en la Comisión del Pacto de Toledo, como el PP ha venido reclamando insistentemente. 'No es el momento de fotos de familia', dijo Burgos, tras añadir que el nuevo ministro quiso convocar la semana pasada en el Ministerio de Trabajo a todos los portavoces del Pacto de Toledo y el PP se negó. 'Sustituir el debate por un mero gesto por aparentar que hay diálogo es un mal comienzo', dijo.

La virulenta reacción de Burgos a la convocatoria ilustra bien a las claras las dificultades que existen para alcanzar un consenso sobre la reforma de las pensiones en el seno del Pacto de Toledo.

El Gobierno dijo esperar inicialmente que la comisión parlamentaria concluyera sus trabajos en el mes de octubre, y después se marcó como objetivo noviembre, con el fin de tener tiempo para negociar con los agentes sociales y elaborar una nueva norma antes de final de año. Sin embargo, a la vista de las dificultades para alcanzar un acuerdo, el nuevo ministro, Valeriano Gómez, estimó pocos días después de tomar posesión de su cargo que el informe no estará listo hasta diciembre, con lo cual la negociación posterior se trasladará al primer trimestre de 2011.

Estos retrasos se están produciendo pese a que los parlamentarios de la Comisión del Pacto de Toledo apenas han entrado en los temas más delicados de la reforma. No se ha discutido todavía ni la ampliación de la edad de jubilación de 65 a 67 años ni la ampliación del periodo de cómputo para calcular el importe de la pensión, que son dos de las propuestas realizadas por el Gobierno a principios de año. La discusión está bloqueada en parte porque los grupos de la oposición (con el PP a la cabeza) consideran que la congelación de la mayor parte de las pensiones para 2011 supone una vulneración de los principios del Pacto de Toledo. El PP llegó a condicionar el acuerdo sobre la reforma a la retirada previa de esa medida, pero luego se desdijo y siguió negociando.

DISPLAY CONNECTORS, SL.