Público
Público

Gordon Brown dice que trabaja duro para una tasa bancaria global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo el sábado que está trabajando muy duro con sus homólogos internacionales para acordar un impuesto mundial a los bancos, tras los enormes desembolsos de los estados en rescates bancarios durante la crisis financiera.

En un 'podcast' dijo que es justo que aquellos que se han beneficiado del dinero de los contribuyentes "den algo a la sociedad a cambio".

incluyendo unas negociaciones esta semana en el Consejo Europeo - para lograr un pacto sobre un tributo mundial a la banca para asegurarnos de que en el futuro las aportaciones que hagan los bancos sean tomadas adecuadamente", declaró.

Brown presentó la idea de un impuesto mundial a las transacciones financieras en noviembre del año pasado, en una reunión del Grupo de los 20 en Escocia.

Ministros de finanzas y banqueros centrales del Grupo de las Siete principales economías pidieron este mes un estudio más completo de la propuesta británica de un impuesto a la banca con el que cubrir los costes de los rescates en 2008 y 2009, que sumaron cientos de miles de millones de dólares.

El Gobierno de Estados Unidos se ha opuesto a un impuesto a las transacciones financieras, pero recientemente el presidente Barack Obama propuso que los bancos de Wall Street paguen hasta 17.000 millones de dólares para reembolsar a los contribuyentes por el rescate financiero.

Brown dijo que es muy importante que cualquier tasa sobre los bancos británicos sea imitada por otros países. También dijo que quería poner fin a la elusión tributaria de las instituciones financieras "que ocurre cuando enfrentan a un país neutral contra otro".

Reino Unido ya está imponiendo un impuesto único a las primas que se pagaron a los directivos de banca. En las próximas semanas los bancos revelarán sus paquetes de primas para su personal, una parte de los cuales se destinarán a aliviar el desempleo juvenil y reducir el déficit presupuestario récord del país de 178.000 millones de libras.

"Estas medidas no pretenden ser un castigo, pero no puede haber un regreso a los negocios como antes: La práctica de negocios responsable es esencial y los bancos tienen que reconocer que han recibido ayuda de los contribuyentes para salir adelante", afirmó.

mediante una buena administración - devuelvan cada céntimo a los contribuyentes británicos", agregó.