Público
Público

El grácil y flexible equilibrio del Imperio Jemer

La danza tradicional camboyana "apsara" revive gracias al turismo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Torsiones de manos y pies imposibles y movimientos lentos y elegantes son la esencia del apsara, la danza tradicional camboyana que el fanatismo del régimen Jemer Rojo dejó tocado de muerte pero que hoy revive gracias al turismo.

Con sus vistosos trajes y sus tocados de color dorado, el apsara narra historias de amor y batallas que recuerdan el esplendor perdido del Imperio Jemer (o Imperio Angkor).

De inspiración hinduista, la danza tradicional jemer nació hacia el siglo IX, en los albores del imperio que reinaría en Camboya hasta el siglo XIV, y durante centenares de años ha estado asociada a los ritos de la realeza.

Sin embargo, durante el régimen del Jemer Rojo entre 1975 y 1979, las representaciones artísticas fueron prohibidas y el apsara estuvo a punto de sucumbir ya que el 90 por ciento de los artistas fueron asesinados.

Ahora las escuelas se multiplican cada día y suponen una oportunidad de futuro para miles de jóvenes que desean dedicarse a una de las artes más antiguas de Camboya.

Con flexibilidad y equilibrio, las manos y el cuerpo dibujan figuras que tienen un significado concreto y que representan elementos de la naturaleza. Se necesita mucha práctica para bailar la danza tradicional. Hay que entrenar todo el cuerpo para poder mantener las posiciones.

Las historias giran en torno a cuatro personajes principales: la mujer, el hombre, el gigante y el mono, cada uno de ellos identificado con un tocado y un traje particular.

Aunque muchos temen que el apsara se convierta en un mero reclamo turístico, la danza tradicional ha resurgido de nuevo como un símbolo nacional y cada vez interesa más a los camboyanos.

La danza tradicional jemer, también denominada ballet real camboyano, fue inscrita en 2008 en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO.


Turismo de Camboya