Público
Público

Granados aboga por la flexibilidad del mercado pero no a costa del abaratamiento del despido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado de la Seguridad Social del ministerio de Trabajo, Octavio Granado, se mostró hoy favorable a incrementar la flexibilidad del mercado laboral, aunque no a costa del abaratamiento del despido.

Granados, que hoy impartió en Murcia una conferencia sobre "El mercado de trabajo en tiempos de crisis" con motivo de la apertura del curso de la Escuela de Práctica Laboral, afirmó que "los empresarios tienen razón cuando dicen que al mercado laboral le falta flexibilidad, pero no la tienen cuando dicen que la falta de flexibilidad se concentra en el coste del despido".

"Hay cuestiones más importantes que el coste del despido y centrar toda la cuestión en un tema tan sensible para los trabajadores no va a llevar a acuerdos positivos, por lo tanto, hay que explorar cómo flexibilizar el mercado para conseguir mejores condiciones para los trabajadores y conseguir que los empresarios tengan menores costes indirectos, sin recurrir a modificaciones en la legislación laboral cono abaratar el despido", afirmó Granados.

Añadió que el mercado laboral español tiene "mucha rigidez", pero no debe pensarse que esa rigidez deriva de los costes del despido, ya que éstos suponen cuatro o cinco décimas de punto del Producto Interior Bruto, y las prestaciones por protección del trabajador suponen entre 2'5 y 3 puntos anuales del PIB.

En este sentido indicó que el mercado laboral cuenta con otra serie de problemas sobre los que sí se actúa con demasiada rigidez, entre los que citó las dificultades de conciliación de la vida familiar y laboral, la falta de adaptación de los mercados de trabajo y de flexibilidad en los horarios, o los problemas para el cambiar las condiciones laborales o de puesto de trabajo.

Con respecto a la crisis dijo que España ya no dispone como en el pasado de la posibilidad de hacer políticas monetarias para enfrentarla, ya que está sometida a las disciplinas de la Unión Europea, que, al mismo tiempo, también sirven de "paraguas protector".

"Las políticas que sí se pueden hacer son de carácter laboral", explicó Granados, quien señaló que los Presupuestos Generales del Estado incluyen un sistema de protección social que tendrá un crecimiento moderado en cuanto a cotizaciones sociales en 2009, con lo que las cuotas previstas en el crecimiento de las cotizaciones sociales permitirán a las empresas enfrentar la situación con mayor liquidez, "gracias a la buena marcha de la seguridad social".

Entre las medidas que impulsa el Ejecutivo central también destacó el fomento de la contratación a tiempo parcial, que en España se sitúa en un 12 por ciento frente a casi el 20 por ciento de la media europea, y que permitirá que muchas personas que no pueden trabajar a tiempo completo por diversas causas se incorporen al mercado laboral.

"También se quieren fomentar, junto a la UE, programas para desestacionalizar el empleo", dijo Granados, quien opinó que este tipo de proyectos beneficiarán mucho a comunidades como la murciana.

Así mismo, comentó que el Gobierno de España también quiere deducir los costes procedentes del absentismo laboral a las empresas, para lo que está financiando convenios con las comunidades autónomas que posibiliten que los trabajadores que tienen dificultades para asumir su situación laboral o con problemas de salud puedan cambiar de puesto de trabajo con ayuda del sistema de la Seguridad Social.

"Me gustaría que Murcia se sumara a estos convenios", al igual que lo han hecho otras comunidades gobernadas por el PP, "para beneficio trabajadores y empresarios murcianos", afirmó el responsable del ministerio.

Por último se refirió a la necesidad de reformar el sistema de la Seguridad Social y dijo que éste está "en proceso de reformas permanente", pero con una visión a largo plazo, y afirmó que la Seguridad Social va a tener superávit este año y está "en la mejor situación de sus cien años de historia".