Público
Público

Las grandes empresas vigilan su prestigio en las redes sociales

Las nuevas tecnologías influyen cada vez más en las multinacionales y en su forma de hacer negocio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un bloguero muy conocido en Internet y las redes sociales, uno de esos gurús de las nuevas tecnologías que han proliferado en España en los últimos años, con miles de seguidores en Twitter, tiene un problema con el ADSL y lo cuenta en su timeline de la red social de microblogging. Menos de un minuto después un responsable de la compañía que le provee el servicio de Internet le responde: '¿Cómo puedo ayudarte?'. 

El ejemplo es real. Y más allá de mostrar de forma gráfica el poder de las redes sociales, demuestra también otra cosa: no es ya ninguna novedad decir que las nuevas tecnologías y un mundo cada vez más digital están influyendo en las grandes empresas y en su forma de hacer negocio.

Pero, ¿cómo se produce ese cambio digital? ¿Qué implica? ¿Es tan intenso y rápido como creen algunos? ¿Funcionan mejor las organizaciones empresariales ante los retos que plantean las nuevas tecnologías? ¿Tienen más y mejor comunicación con sus clientes gracias a esta revolución digital? 

A estas y otras preguntas intentaron responder el martes cuatro directores de Recursos Humanos de cuatro grandes empresas (Endesa, Prisa, Everis y Volkswagen) en el ciclo de debates Empresa 2020 que organiza la Fundación Telefónica. Los cuatro coincidieron en que las nuevas tecnologías están cambiando la forma de trabajar de las multinacionales: la gestión del día a día, el manejo de la información corporativa, la forma de seleccionar al personal, la formación de los trabajadores o la propia relación con los clientes son cuestiones que se ven afectadas.

El cambio, sin embargo, aún no es tan rápido. En las grandes empresas, organizaciones complejas y geográficamente dispersas, el desarrollo tecnológico es lento, señalaron los expertos. 'Nos falta muchísimo por implantar, hemos hecho el cómo, pero seguimos sin tocar el qué', aseguró Jordi Serrano, responsable recursos humanos de Everis. 'La revolución digital no es nueva, pero tenemos que hacer lo que no hicimos hace diez años', completó su homólogo en el Grupo Prisa, Juan Manuel Rueda. 

'Si hiciéramos caso de lo que dicen las redes sociales, muchas empresas estaríamos en la ruina

En lo que también coincidieron los cuatro es que ya no vale con tener una intranet y un correo electrónico para hablar de cambio tecnológico. Las redes sociales abren nuevas posibilidades. 'Debemos pasar las corporaciones a la Red, no integrar las redes en las corporaciones', fue otro de los mensajes que se lanzaron en el debate. Volviendo al caso del 'bloguero', el responsable de recursos humanos de Volkswagen en España, Salvador Garrido, contó que en la empresa alemana de coches está atenta a lo que se dice de ella en Twitter. Las grandes empresas ya no usan esa red social sólo como canal para transmitir sus mensajes: también para escuchar y en algunos casos interactuar con sus potenciales clientes. Algunas multinacionales incluso usan un remedo de Facebook interno, para fomentar la comunicación transversal entre todos los niveles de la empresa. Esa red social se usa para que los trabajadores aporten ideas. 

Se trata de escuchar, sí, pero en ningún caso eso significa que las grandes corporaciones vayan a condicionar su estrategia a lo que se diga en Twitter: 'Si hiciéramos caso de a lo que dicen las redes sociales, muchas empresas estaríamos en la ruina', afirmó Rueda. 

Pero la influencia de las nuevas tecnologías abarca muchos más campos. Hay un cambio evidente, que hasta el más profano puede ver: cambiará la forma de trabajar. 'En 2050 invertiremos muy poco en oficinas y muchos seremos freelance', pronosticó Serrano. Rueda fue más contundente: 'La digitalización provoca la deslocalización'. 

Otro cambio, también evidente: la aparición de nuevos perfiles de trabajador 'digital' como el de community manager. Son jóvenes, casi 'nativos digitales', muy familiarizados con las nuevas tecnologías y a los que coincidieron los expertos 'hay que dejar hacer' pues 'un buen profesional ya trae sus conocimientos, su forma de moverse por la Red'.  Según los expertos, la tecnología ayuda a gestionar mejor el trabajo diario: los grupos de trabajo son más ágiles entienden la tecnología, tienen liderazgos distribuidos y se basan más en la colaboración.

Y ya que el debate estaba centrado en la búsqueda de talento y la gestión de equipos en la era digital, la formación y la selección de personal, dos áreas corporativas imprescindibles en cualquier multinacional, la conclusión fue estas también están bajo los efectos de las nuevas tecnologías. 'Ha cambiado la forma de buscar talento. Hay procesos de selección que nacen y mueren en Linkedin [red social para buscar trabajo]', señaló Rueda.

Serrano contó cómo las empresas bucean en redes sociales y blogs, atentos a lo que muchos internautas puedan decir y aportar. 'Con las redes sociales tienes más capacidad de llegar a la gente con talento', añadió Garrido, que puso como ejemplo la posibilidad de hacer entrevistas por Skype. 'La tecnología te permite inventariar y catalogar ese talento, incluso dentro de tu propia empresa', concluyó Rueda.

'Como mínimo la manera de acercarnos a a determinadas personas ha cambiado', sentenció Miguel Angel Aller, director de Recursos Humanos de Gas Natural Endesa. Rueda, el más esceptico de todos, puso la guinda final con una ironía que contiene un gran poso de verdad: 'Yo soy director de recursos... humanos, y me sigue gustando verle la cara a un tío. Si tengo que decirle algo a alguien, me tomo un café con él. Todavía no existe la herramienta que sirva para detectar automáticamente el talento de alguien'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.