Público
Público

Las grandes petroleras comienzan a evacuar a sus trabajadores de Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las principales petroleras que operan en Libia, como BP, Statoil, Eni, Total o Repsol, han comenzado a evacuar a sus trabajadores expatriados ante la creciente tensión en el país norteafricano.

La petrolera británica BP, que tiene en el país norteafricano unos 140 empleados, de los que 40 son expatriados y el resto trabajadores locales, anunció hoy que evacuará de Libia a todo su personal "no esencial" como medida de precaución.

En la misma línea, y ante los crecientes disturbios en el país norteafricano por las demandas ciudadanas en favor de una reforma política, la estatal noruega Statoil cerró hoy su sede central en Trípoli y comenzó a evacuar a su personal extranjero en Libia, donde cuenta con una treintena de empleados, aunque sólo un pequeño número es extranjero.

Por su parte, la petrolera francesa Total ha comenzado a repatriar a la mayor parte de sus empleados así como a sus respectivas familias, una cifra que no ha trascendido por razones de seguridad, al tiempo que anunció que continúa con sus procesos productivos en Libia.

Al igual que Total, la compañía italiana Eni ha empezado a repatriar a los trabajadores que no son "estrictamente operativos" y a sus familias y ha anunciado que está reforzando la seguridad de sus instalaciones en el país magrebí y que sus actividades se mantienen.

Además, Wintershall, la filial de extracción de gas y petróleo de la empresa alemana BASF, ha repatriado de Libia a 130 trabajadores, de los 400 que tiene en el país, así como a sus familiares.

Por su parte, fuentes de Repsol se limitaron a señalar a Efe que su prioridad es garantizar la seguridad de sus empleados en el país, donde está presente desde los años 70.

No obstante, según otras fuentes, la compañía ya ha comenzado a expatriar a algunos de sus trabajadores y a sus familiares.

De acuerdo con los últimos datos publicados, correspondientes a 2009, Repsol cuenta en Libia con derechos sobre 9 bloques y su producción neta fue de 12,7 millones de barriles diarios, procedente de los bloques NC-115 (campo El-Sharara) y NC-186, en la cuenca de Murzuq.

Esta cantidad supone alrededor del 4 % de la producción total de la petrolera.

La multinacional española trabaja en algunos proyectos en el país junto a la compañía austríaca OMV, que también anunció hoy que repatriará a once de sus trabajadores en Libia, a la vez que señaló que sus campos petrolíferos funcionan con tranquilidad pese a la situación de "caos y desgobierno".

Por otro lado, la rusa Gazprom manifestó su intención de expatriar a sus trabajadores del país y reconoció que sus actividades no se han visto afectadas por las protestas, mientras que la energética RWE Dea ya ha comenzado a llevar a Alemania a parte de sus empleados.

Además de las energéticas, otras empresas como Siemens AG, que emplea en Libia a 100 personas, comenzarán a evacuar a alguno de sus trabajadores en los próximos días.

La tensión política en Libia ha provocado que el precio del barril de crudo Brent en el mercado de futuros de Londres superara hoy los 105 dólares, el precio máximo desde principios del mes de septiembre de 2008, mientras que las principales bolsas europeas han sufrido caídas.

Libia, que exporta el 79 % de su bombeo a mercados europeos, es el noveno productor de los 12 miembros que componen la OPEP, con 1,57 millones de barriles diarios (mb/d), por delante de Argelia, Qatar y Ecuador, y muy alejado de Arabia Saudí, que con 8 mb/d lidera la producción mundial.

Fuera de la organización, Túnez, donde empezó el levantamiento popular contra el poder establecido, también es exportador de crudo, aunque en menor cuantía, mientras que Egipto, que no es exportador, es un importante país de tránsito por el Canal de Suez.

La situación en Libia se ha deteriorado en las últimas 48 horas, durante las protestas contra el régimen de Muamar al Gadafi, en las que han muerto más de 200 personas, según la organización Human Rights Watch (HRW).