Público
Público

Grecia acelerará sus recortes por la presión de la Unión Europea

Europa examinará mañana las cuentas griegas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Grecia se apretará una vez más el cinturón y acelerará las reformas estructurales, para seguir recibiendo la ayuda internacional para evitar la quiebra, según declaró este domingo el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, tras una reunión de emergencia del consejo de ministros en Atenas.

'Si deseamos evitar la quiebra y mantenernos dentro del núcleo de la zona del euro, debemos asumir tres decisiones estratégicas', manifestó el ministro, tras un reunión del Gabinete que preside el socialista Yorgos Papandreu, que duró cuatro horas.

Se refería con estas tres decisiones a lograr un superávit primario y avanzar en las reformas estructurales. En este sentido también ha destacado la responsabilidad de los países miembro para que Grecia pueda cumplir con su palabra, 'los socios deben también cumplir con sus promesas y esto incluye a países grandes de Europa', aseveró Venizelos en rueda de prensa en la capital griega.

A renglón seguido, miró puertas adentro y dijo que 'nadie debe seguir repartiendo rumores sobre el país', en referencia a las más recientes críticas del jefe de la oposición conservadora, Antonis Samarás, que ha pedido elecciones anticipadas prometiendo que renegociará los acuerdos con los acreedores internacionales.

Venizelos tiene previsto mantener mañana una teleconferencia con los jefes de misión de los acreedores para Grecia, Poul Thomsen, del Fondo Monetario Internacional (FMI), Mathias Mors de la Unión Europea (UE), y Claus Masuch, del Banco Central Europeo (BCE).

El objetivo, según dijo, es ponerse 'de acuerdo para alcanzar las metas de 2011 y para mostrar que daremos pasos más rápidos aún en el campo de reformas estructurales'.

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, canceló ayer su viaje a Nueva York, donde iba a participar en la Asamblea General de la ONU, para convocar para la tarde de este domingo una reunión ministerial de emergencia.

De las intenciones del Gobierno griego para cumplir con su programa de reformas depende que la troika regrese a Atenas en las próximas semanas para evaluar los avances, que le llevará a entregar el sexto tramo del rescate de 8.000 millones de euros que Grecia espera para pagar las nóminas en el sector público y las pensiones.

Según la prensa griega, se está fraguando un nuevo plan de ajuste de 15 puntos, que incluye la reducción del sector público, que deberá contraerse un 50% hasta 2015, y el cierre o fusión de empresas estatales, así como nuevas bajadas de sueldos y pensiones.

Venizelos informó este domigo de que las medidas serán anunciadas en los próximos días, después de consultas con la 'troika' en la teleconferencia y la celebración de una reunión de la comisión ministerial compuesta por una decena de ministros.

Sin embargo, en el centro de las medidas más inmediatas está el especial impuesto inmobiliario, anunciado ya esta semana y que deberán abonar todos los propietarios de bienes inmuebles. Como respuestas a estas nuevas medidas de austeridad, la Confederación de Funcionarios ADEDY ha convocado para el 6 de octubre una huelga general de 24 horas en el sector público y otras jornadas de protestas junto con los sindicatos del sector privado.

Además, los controladores aéreos han anunciado un paro de 24 horas para el próximo 25 de septiembre y un paro de cuatro horas (09.00 GMT-13.00 GMT) para el miércoles 28, en protesta contra los recortes salariales.