Público
Público

Guardans planea modificar el Real Decreto del Cine

La plataforma Cineastas contra la Orden estima que es un intento de tapar las contradicciones con la Ley del Cine

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las aguas del mundo del cine no se calman ni con la orden ministerial ya publicada en el BOE y en vigor. ¿El cuento de nunca acabar? Veamos. Hace apenas dos semanas la plataforma Cineastas contra la Orden, compuesta por más de 200 directores, enviaba una carta a Bruselas comunicando su disconformidad con el texto que articula el nuevo reparto de las ayudas al sector del cine, al tiempo que señalaba las posibles contradicciones con la Ley del Cine y su Real Decreto.

El caso es que el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) ha iniciado una reforma del real decreto, aprobado hace menos de un año por el anterior ministro de Cultura, César Antonio Molina. Un hecho que alarma al sector más beligerante con la nueva política ministerial.

Para el director del ICAA, se trata de modificaciones secundarias

Según ha podido saber Público, desde principios de esta semana circula por la industria un borrador que introduce algunos cambios en el real decreto. Las modificaciones son significativas, según contaron fuentes de la plataforma a este periódico: se pretende cambiar el tiempo máximo que pueden estar en el cargo los miembros del comité de ayudas a la producción cinematográfica y redefinir lo que se entiende por diversidad cultural, entre otros puntos.

'¿El siguiente paso qué será? ¿Cambiar la Ley?', se cuestionó un miembro del grupo de este colectivo que planea recurrir la orden ministerial por sus presuntas contradicciones con la Ley del Cine.

La plataforma de Cineastas contra la Orden, entre cuyos miembros están directores como Miguel Albadalejo, Fernando Trueba o Javier Rebollo, se reunió ayer para examinar el controvertido borrador y calificaron de 'absurdo' e 'inquietante' que Ignasi Guardans, director del ICAA, esté reformando el Real Decreto para adecuarlo a una orden ministerial que debería seguir lo marcado por el primero, 'y no al revés', concluyeron.

El Real Decreto fue aprobado hace menos de un año por Cultura

Guardans salió al paso de estas acusaciones asegurando que 'sólo uno de los cambios tiene relación con la orden'. Según el encargado de dirigir la política cinematográfica del Ministerio de Cultura, las modificaciones tienen que ver con la calificación por edades, la regulación de los cines de verano en los pueblos y otros aspectos secundarios.

'Lo único que afecta a la orden es la reorganización técnica de uno de los comités de ayudas', explicó el director de ICAA, quitando hierro al asunto.

Respecto a la redefinición del concepto de diversidad cultural, Guardans afirmó que 'se vincula al concepto de nacionalidad para ajustarlo a la normativa europea', lo que, en su opinión, tampoco afectaría al contenido de la orden. 'Se trata de modificaciones menores sin contenido económico', zanjó.