Publicado: 02.12.2013 17:12 |Actualizado: 02.12.2013 17:12

La Guardia Civil niega expulsiones ilegales a través de la valla de Melilla

Fernández de Mesa amenaza con denunciar a las ONG que aseguraron que algunos agentes entregan al Ejército marroquí a los subsaharianos que logran saltar la verja

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Guardia Civil va a estudiar algunas declaraciones realizadas por algunos colectivos en las que se acusa a miembros del instituto armado de "expulsar ilegalmente" a simpapeles a través de la valla de Melilla por si procediera emprender alguna acción legal contra ellos. Así lo ha expresado el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, durante el acto de clausura de la III Asamblea de la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC).

Fernández de Mesa reiteró su apoyo al trabajo de los guardias civiles, en especial en Gibraltar y en Melilla. El director general añadió que están trabajando "duro" y "en escenarios complicados", con el único objetivo de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos, informa la asociación en un comunicado.

ONG aseguraron a Público.es que agentes entregan al Ejército marroquí a los subsaharianos que logran saltar la verja en vez de conducirlos a comisaría para ser trasladados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, una información de la que se había hecho eco El País. "Es una práctica habitual exenta de cualquier base jurídica", afirmó entonces Mikel Mazkiaran, secretario de la federación estatal de SOS Racismo. "Aunque alegan que les ampara el acuerdo hispano-marroquí de 1992, ningún artículo permite la devolución sin que medie un expediente administrativo. Más bien al contrario, pues la Ley de Extranjería garantiza la asistencia jurídica".

El presidente de Prodein, José Palazón, que lleva años denunciando estas expulsiones sumarias en Melilla, también explicó que los agentes devuelven a los simpapeles a través de algunas puertas que existen a lo largo de la verja. "Estamos al corriente desde hace una década. La Guardia Civil, en vez de llevar a los inmigrantes a una comisaría o al CETI, los apresan para sacarlos de manera irregular a través de la frontera".