Público
Público

Guardiola dice que "nunca" ha visto al Espanyol "como un enemigo", sino como "un rival"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, ha explicado hoy que "nunca" ha visto al Espanyol "como un enemigo", sino como "un rival", un adversario que, "no sólo es el otro equipo de la ciudad, sino un equipo muy bueno".

Guardiola ha manifestado que esa misma percepción es la que tienen sus jugadores que quieren hacer "un buen partido porque respetan al rival", aunque es consciente de que para el Espanyol el de mañana será "el partido del año".

"El de mañana es un partido difícil porque jugamos en el campo del cuarto clasificado, pero no nos jugamos el título, porque aún falta más de media Liga", ha argumentado Guardiola intentando quitar trascendencia al choque.

Al técnico de Santpedor no se le da especialmente bien el Espanyol. Desde que se sienta en el banquillo del conjunto azulgrana se ha enfrentado al conjunto blanquiazul en seis ocasiones, con una derrota, dos empates y tres victorias por la mínima.

Pese al fútbol de altos vuelos que está exhibiendo su equipo y el buen rendimiento del conjunto españolista en este arranque de campeonato, Guardiola no espera un derbi distinto a los últimos que se han disputado.

"No espero un partido diferente a los del año pasado. Es un equipo de los que te vienen a buscar, tiene intensidad, mucho ritmo y además llevan más tiempo jugando juntos y por eso ahora tienen los hábitos adquiridos y hacen las cosas con más confianza y seguridad", ha destacado.

Además, está dirigido por "uno de los mejores entrenadores de la Liga", según ha asegurado Guardiola, para quien Mauricio Pochettino es "un técnico preparadísimo del que viéndole trabajar pueden aprenderse muchas cosas".

El preparador catalán sabe, no obstante, que jugando al nivel de los últimos partidos, su equipo es "difícil de batir", aunque ha indicado que "no hay nadie invencible" y su Barça tampoco.

Intentar "dominarles desde el juego ofensivo" y ser "precisos y rápidos" para evitar el contacto, son algunas de las claves que Guardiola ha apuntado para contrarrestar "la intensidad" españolista.

No se ha extendido tanto cuando ha tenido que abordar cuestiones sobre su futuro. Preguntado por un periodista británico sobre la posibilidad de acabar algún día entrenando en la Premier, el técnico catalán ha dicho no planteárselo "a corto plazo".

Cuando se le ha interrogado por su renovación con el Barcelona, se ha salido por la tangente. "Tengo que irme a hacerme la foto (la tradicional instantánea del derbi con el entrenador rival)", ha contestado antes de levantarse y dar por concluida la rueda de prensa.