Público
Público

El guirigay fiscal

Zapatero resiste, con el apoyo de Sebastián, a la recuperación del Impuesto de Patrimonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El diccionario de la Real Academia Española ofrece dos acepciones para la palabra guirigay: 1. Gritería y confusión que resulta cuando varios hablan a la vez o cantan desordenadamente. 2. Lenguaje oscuro y difícil de entender.

Ambas concurren para definir lo que está ocurriendo en el Gobierno con el llamado impuesto a los ricos. El hecho de que, en efecto, varios ministros, el presidente y el candidato del PSOE hablen a la vez, y lo hagan contradictoriamente, da la impresión de un gabinete abocado a un final desordenado.

Salgado, Blanco y Rubalcaba quieren aprobar ya el alza fiscal para los ricos

Pero, según fuentes consultadas, la realidad es otra: se está desarrollando una batalla entre quienes proponen anunciar antes de la disolución de las Cortes una modificación de la bonificación del 100% que rige actualmente para el Impuesto sobre el Patrimonio (lo que equivale a una tributación cero) a fin de que sea aplicado con vigencia a partir de 2012 como tasa a los más ricos, excluyendo con un mínimo exento (hasta un millón de euros) a las rentas medias, y aquellos que se resisten a tal medida, porque entienden que contribuiría a incrementar la desconfianza y la fuga de dinero.

Fue la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, quien sembró la semilla el miércoles, día 24 de agosto, cuando insinuó de manera enigmática que en el Consejo de Ministros del viernes 26 podría salir una subida fiscal dirigida a gravar a las rentas más altas. El siguiente en hablar del asunto fue el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El miércoles, día 31 de agosto, preguntado por un posible recargo fiscal para gravar a las grandes fortunas, el presidente fue breve: 'No está previsto'.

El Gobierno podría aprobar también subidas de los impuestos especiales

Pero un día después, el jueves, día 1 de septiembre, el ministro José Blanco, que ha hecho campaña desde su ascenso a la cartera de Fomento, en 2009, a favor de subir los impuestos a las rentas más altas, declaró que si bien no había tiempo para crear un nuevo impuesto, se podía modificar el de Patrimonio. Y añadió que 'de momento' tal debate no se ha planteado.

Por fin, cinco días más tarde, el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, repitió el pasado martes, día 6 de septiembre, la misma insinuación de la vicepresidenta Salgado, esta vez por la negativa. 'Este jueves día 8 (por hoy) celebraremos Consejo de Ministros y no va a incluirse ninguna medida de esta naturaleza [subida de impuestos a los más ricos]. No puedo asegurarle que no vaya a ir en los siguientes'.

El debate no se ha planteado, como afirma Blanco, en la mesa del Consejo de Ministros. Pero se desarrolla a través de un guirigay de declaraciones. Tanto Salgado como Blanco, con el apoyo de Alfredo Pérez Rubalcaba, quieren anunciar la medida. Una fuente gubernamental dice: 'Técnicamente la propuesta está preparada. Se puede aprobar en cualquier momento. El problema es la voluntad política'.

Pero es Zapatero, en esta ocasión, el que se muestra reticente, una posición en la cual le acompaña, discretamente, el ministro de Industria, Miguel Sebastián. Según el presidente, el Gobierno ya ha adoptado medidas fiscales presuntamente progresivas. Empezó en 2009, con las pequeñas subidas, si se compara con otros países como Francia y Alemania, aplicadas a las rentas del capital.

Y a partir del 1 de enero de 2011, el Gobierno aplicó la subida de la tarifa estatal del IRPF para las rentas superiores a 120.000 y 175.000 euros, en uno y dos puntos porcentuales, respectivamente. Los dos nuevos tramos introducidos, con tasas del 43% y 44%, afectó a unos 165.000 asalariados. Y después de muchas dudas, el Gobierno modificó la fiscalidad de los vehículos de inversión (las sicav) que canalizan las grandes fortunas.

Pues eso, Salgado, Blanco y Rubalcaba, por el anuncio. Zapatero y Sebastián, en contra. ¿Por qué Salgado está a favor? ¿Quizá porque finalmente tenga que subir los impuestos especiales (gasolina, tabaco y alcohol) y quiera dar un mensaje compensatorio?