Público
Público

Haidar acusa a España de empujarla "hasta la muerte"

La activista asegura en un comunicado que el Gobierno de Zapatero es cómplice de Marruecos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por tercera vez en 24 horas, el regreso de Aminatou Haidar a El Aaiún ha vuelto a dar un nuevo giro. Marruecos ha asegurado a través de su embajada en España que jamás dio permiso al avión fletado por el Gobierno español para que aterrizase. El Gobierno español alegó horas después de cancelarse la operación que Marruecos había permitido el vuelo, pero que después lo denegaron y habían exigido que el trámite se hiciese con 24 horas de antelación.

España volvió a hacer la solicitud, pero esa misma noche, las autoridades marroquíes volvieron a negar el permiso. Hoy Rabat ha dado el portazo definitivo, alegando 'razones diplomáticas'.  Tras esta negativa, Haidar sólo podrá llegar al Sáhara Occidental si reconoce la nacionalidad marroquí y pide perdón al rey, Mohamed VI, algo que las autoridades marroquíes ya dijeron el miércoles pasado.

Consciente de todo lo que está ocurriendo, Haidar ha acusado a España de ser 'cómplice de Marruecos'. Es más, ha culpado al Gobierno español de su situación -lleva en huelga de hambre 20 días- y de empujarla 'hasta la muerte'. Así lo ha manifestado la activista en un comunicado.

La abogada de la activista, Inés Miranda, se reunió en representación de Haidar con el jefe de Gabinete del Ministro de Asuntos Exteriores, Agustín Santos, y tras dicho encuentro la pacifista saharaui volvió a reclamar su vuelta a El Aaiún.'Mis convicciones no se venden. Mi única reivindicación es regresar a mi casa con mis hijos y mi madre, en El Aaiún, el Sáhara Occidental', reiteró Aminetu Haidar.

'Mis convicciones no se venden'

Para la activista saharaui España se 'encuentra incapaz' de resolver la situación que se ha creado a su alrededor y, en este sentido, volvió a acusar a España de vulnerar la 'legalidad internaional, los derechos humanos'.

Al respecto, indicó que después de estas vulneraciones el Gobierno central 'pretende solucionarlo' ofreciéndole una vivienda 'como mera opción'. Por ello, insistió en que 'ni la cárcel, ni la desapaición forzosa, ni la tortura, ni la expulsión del trabajo, han podido doblegar ni cambiar' sus principios.

El jarro de agua fría que ha supuesto la cancelación definitiva del viaje causó una tremenda indignación entre sus simpatizantes. Guillermo Toledo, portavoz de la plataforma, criticó a Exteriores por 'mentir' al haber asegurado a Haidar que el vuelo tenía todas las autorizaciones y acusó al Gobierno español de jugar con ella 'como con una pelota'.

Al margen de la actividad diplomática, las organizaciones de derechos humanos han seguido denunciando la situación de Haidar. Amnistía Internacional ha llamado a la 'acción urgente' para que se permita el 'regreso inmediato e incondicional'. Varias delegaciones de apoyo se han acercado al aeropuerto de Lanzarote a saludar a la activista.