Publicado: 16.08.2014 13:18 |Actualizado: 16.08.2014 13:18

Halladas 35 personas, una de ellas muerta, dentro de un contenedor en un puerto británico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Macabro hallazgo en el contenedor de un barco al ser descargado en los muelles de Tilbury (Essex- Reino Unido). En lugar de mercancías, los estibadores han hallado a 35 personas, una de ellas muerta. Al menos siete de los supervivientes son menores de edad.

Los equipos sanitarios han acudido de urgencia a los muelles de Tilbury, pero nada pudieron hacer por el hombre fallecido con una severa deshidratación.

La policía británica ha abierto una investigación por homicidio.

Tras practicarles los primeros auxilios, los 34 ocupantes restantes del contenedor han sido ingresados en tres hospitales locales con síntomas de deshidratación e hipotermia.

El portacontenedores había atracado este sábado a las 7:35 de la mañana en el Puerto de Tilbury, procedente del puerto de Zeebrugge, en Bélgica.

Los estibadores estaban descargando la carga del buque, cuando oyeron gritos y golpes desde el interior de uno de los contenedores.

Las autoridades sanitarias británicas han difundido que no hay signos de enfermedades infecciosas entre los supervivientes, como podría ser por el virus del Ébola.

La policía, los estibadores y la empresa están revisando cada uno de los 64 contenedores que transportaba el buque, para asegurarse de que no hay más personas entre la carga.

El barco  Norstream zarpó anoche del puerto de Zeebrugge, según portavoces de la empresa armadora del buque, P&O Ferries.

El Norstream transportaba 64 contenedores, 72 trailers y cinco camiones con sus conductores.

Los primeros indicios apuntan a que los supervivientes podrían proceder del subcontinente indio y habrían sido transportados dentro de una red de trata de seres humanos.

La policía belga esté revisando las grabaciones de las cámaras de vigilancia del puerto de Zeebrugge. Mientras, la policía de Essex está buscando intérpretes para comunicarse con los heridos y colabora con la fuerza fronteriza del Reino Unido (UK Border Force) para aclarar lo ocurrido.