Público
Público

Hamilton discrepa con Ecclestone sobre el racismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Lewis Hamilton expresó el jueves su desacuerdo con Bernie Ecclestone después de que el jefe comercial de la Fórmula Uno rechazara calificar de racismo las recientes controversias en este deporte, que calificó como "una broma".

Ecclestone dijo a la cadena de radio de la BBC que los incidentes en España y en Brasil, donde el piloto de 23 años se coronó campeón de la categoría, se han exagerado.

"En España la gente apoyaba a (Fernando) Alonso y en Sao Paulo ellos apoyaban a Felipe (Massa)", dijo el dirigente de 78 años. "No creo que tuviera nada que ver con el racismo".

"Hubo unas pocas personas en España (...) y eso fue probablemente tomado como una broma al comienzo, más que como algo insultante. La gente ve y lee cosas en los sucesos que no están ahí".

"Todas esas cosas fueron un poco una broma. La gente tiene derecho a apoyar lo que quieran apoyar".

Hamilton, por su parte, expresó durante un evento promocional para el patrocinador de McLaren, Vodafone, que ve las cosas de forma diferente.

"Yo particularmente no lo veo como una broma", dijo a los periodistas. "Es algo que ocurrió, pero ya ha pasado y hay que mirar hacia adelante. Lo que es más importante para mí es que tengo mucho apoyo, especialmente de mis aficionados en Reino Unido".

"Voy a todos estos países y veo a mis compatriotas levantando la bandera y me siento muy orgulloso de ver eso. Todas las otras cosas las puedes dejar atrás y olvidarlas".

Hamilton, que superó al brasileño de al Ferrari por un sólo punto tras la carrera de Interlagos, fue el compañero de Alonso en Mercedes McLaren la temporada pasada y sus rivalidades se tradujeron en insultos racistas de algunos aficionados españoles cuando el inglés entrenaba en el circuito de Barcelona en febrero.

El organismo que gobierna el automovilismo mundial, la FIA, lanzó una campaña contra el racismo después de estos hechos.

El padre de Hamilton, Anthony, dijo a los periodistas que los insultos racistas le habían hecho dudar de si su hijo debería competir en la disciplina.