Público
Público

"Han roto el clima para negociar"

Juan Ignacio Lema, presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los niveles de absentismo de los controladores son 'absolutamente descabellados', a juicio del presidente de Aena, Juan Ignacio Lema, que convoca hoy al sindicato Usca a retomar la negociación del convenio colectivo.

'No hay razones para que los controladores aleguen ansiedad'

¿Los ciudadanos deben temer un verano caliente en los aeropuertos?

Con los datos que tenemos, parece que los controladores están dispuestos a no dejar que los ciudadanos disfruten de una manera tranquila de sus vacaciones e impedir su derecho a volar sin sobresaltos.

¿A qué se debe que las bajas se centren en Barcelona?

No le veo explicación lógica. Aparentemente, son por razones médicas, y digo aparentemente porque el absentismo de los controladores, que tienen que someterse a rigurosos exámenes médicos, fue del 14% en junio, frente a la media del 5,12% de los trabajadores de toda Aena. Y, el domingo, ese nivel llegó en Barcelona al 40% y, ayer, al 37% por la tarde y al 34% por la mañana. Son índices absolutamente anormales y descabellados. Hay algo extraño.

¿Aena sospecha de una huelga encubierta?

No es que lo sospeche Aena. Basta con ver la prensa para comprobar que los niveles no son normales.

¿Cree que la inspección de la Seguridad Social encontrará fraude?

Desconozco los mecanismos, pero el nivel también le parece anormal a ese organismo, por las conversaciones que he mantenido con ellos.

¿Teme que aumenten las bajas estos días?

Aena está haciendo una buena programación, en contra de lo que dice Usca, respetando los descansos. No hay razones para que haya más bajas.

Los controladores alegan estrés.

En absoluto hay motivos para la ansiedad. No tiene lógica, porque una característica de su puesto es tener resistencia al estrés, que debe demostrarse en los exámenes médicos.

¿Es factible llegar a un acuerdo del convenio colectivo antes de agosto?

No vamos a negociar nada que quede fuera de la ley. Seguimos dispuestos a negociar, pero el clima no ayuda. Las dos partes nos comprometimos a crear un clima de sosiego para la negociación y los controladores lo han roto.