Público
Público

Helena Lumelsky recibe el premio Botón-Mango de manos de Jean Paul Gaultier

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La diseñadora israelí Helena Lumelsky, de 35 años, ha recibido esta noche de manos del diseñador francés Jean Paul Gaultier el Botón-Mango Fashion, el premio más importante del mundo de la moda al estar dotado con 300.000 euros.

La actriz Scarlett Johansson, que lucía un minivestido de Mango de color negro y tacones altísimos y que es la actual imagen de la firma, ha sido una de las grandes atracciones de la fiesta, que ha congregado en la Sala Oval del Palau Nacional a más de 350 personas.

Entre ellas estaban el presidente de la Generalitat, José Montilla, y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, que han sido recibidos por Isak Andic, presidente de Mango y anfitrión de la gala.

También estaba el candidato de CiU a la presidencia de la Generalitat, Artur Mas, que se sentó al lado de Scarlett Johansson en la cena posterior a la entrega de premios.

La actriz, musa de Woody Allen y protagonista de la película "Vicky, Cristina, Barcelona", llegó el lunes a la capital catalana y ha aprovechado su estancia para visitar la ciudad y para hacer un "shooting" de la próxima campaña de primavera de Mango.

Jean Paul Gaultier, conocido como el 'enfant terrible' de la moda y uno de los diseñadores franceses más internacionales de la actualidad, ha presidido el jurado que ha otorgado a Helena Lumelsky este premio, con el que Mango quiere fomentar y potenciar la proyección internacional de los jóvenes valores del mundo del diseño y la moda.

Lumelsky, israelí de 35 años, se ha formado en diseño en Amberes (Bélgica) y en la escuela de diseño de Israel. Participó en enero de este año en la Semana de la Moda de París.

La ganadora tiene una firma para sus diseños llamada Lena Lumelsky, lanzada en 2009. Ha ganado algunos premios de diseño, como el IFF de Nueva York, en 2005.

Para Helena Lumelsky, la moda significa una forma de expresión personal y el premio que ha recibido hoy supone una gran oportunidad porque permite que tanto la prensa internacional como los profesionales del sector conozcan los nombres de los jóvenes diseñadores y las nuevas marcas.

Le interesan las transparencias y en cómo estos tejidos revelan el cuerpo, y con la colección que ha presentado quería crear una imagen frágil y romántica del verano.

"Participar en estos premios te hace volver a sentir un cosquilleo provocado por tu espíritu joven y creativo", ha dicho Lumelsky.

Esta mañana, y antes de escoger al ganador del premio Botón-Mango, comparable a los Oscar de la moda, Gaultier y el resto del jurado han estado en el Paseo de Gracia, donde están expuestos los diseños de los diez finalistas en 22 grandes urnas de metacrilato, dos para cada uno de ellos, con los trabajos que presentaron al concurso.

Jean Paul Gaultier ha explicado que el nivel de los participantes ha sido muy alto, con diseños de gran creatividad y "muy llevables".

A esta tercera edición del Premio Botón-Mango de moda se habían presentado más de 350 jóvenes diseñadores de todo el mundo, que tras una preselección por parte del equipo de diseño de la firma se quedaron reducidos a cincuenta.

De este grupo, representantes de la Central Saint Martins School of Art and Design de Londres, el Institut Français de la Mode de París, el Istituto Marangoni de Milán, la Royal Academy of Fine Arts de Amberes, y la Escola Superior de Disseny, en Barcelona escogieron a los diez finalistas, que hoy han competido por este premio.

El Botón-Mango Fashion Awards nació en noviembre de 2007 y, en sus anteriores ediciones, contó con la presencia de dos prestigiosos diseñadores, Valentino y Oscar de la Renta, como presidentes del jurado.

Con el Botón-Mango, esta firma de moda quiere apoyar a los nuevos talentos del mundo del diseño y el premio incluye además de los 300.000 euros la posibilidad de hacer una colección para Mango para vender en los establecimientos de la marca de todo el mundo.