Público
Público

Herrera acusa a PSC y ERC de legitimar la deriva "ultraliberal" de CiU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del grupo parlamentario de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha acusado a sus exsocios del tripartito, PSC y ERC, de legitimar la deriva "ultraliberal" de CiU, "poniéndose en la cola" para pactar con el gobierno que preside Artur Mas.

En una entrevista con la Agencia Efe, Herrera ha lamentado que socialistas y republicanos se ofrezcan a Mas para "apuntalar su gobierno", en lugar de dedicarse a "construir una alternativa de izquierdas a las políticas ineficaces e inequitativas" de CiU.

Los guiños que el nuevo presidente de ERC, Oriol Junqueras, viene lanzando en los últimos meses a Mas en busca de complicidad, sumados a la oferta de pacto de estabilidad del flamante primer secretario del PSC, Pere Navarro, al Govern, sitúan a ICV-EUiA como "única fuerza de oposición" al actual ejecutivo, según Herrera.

"Frente el Govern con mayor contestación social de la historia, Cataluña necesita más que nunca que se le plantee una alternativa. Pero parece que PSC y ERC renuncian a construirla. Sólo ICV-EUiA asume este papel de responsabilidad de izquierdas en el Parlament para responder a lo que está pasando en la calle", ha remarcado.

Herrera ha denunciado que, en realidad, "las escuelas de negocio están marcando la política económica" de un Govern "mucho más a la derecha que los gobiernos de Jordi Pujol, porque ha aparcado el componente socialcristiano y tiene un alma exclusivamente liberal".

Para Herrera, especialmente en ámbitos como el de la sanidad se está avanzando hacia "un incremento de la desigualdad y un mayor riesgo de fractura social".

"En la práctica, en materia de salud el Govern de CiU ha ido más allá en ultraliberalismo que los gobiernos de Esperanza Aguirre en Madrid", ha alertado.

Frente a esta "derechización" de las políticas de la Generalitat, Herrera desearía encontrarse a socialistas y republicanos "plantando cara al Govern".

Pero la "gesticulación" de PSC y ERC disputándose la condición de socio preferente del gobierno, ha lamentado el líder ecosocialista, contribuye a "normalizar una política ultraliberal que es un disparate, una barbaridad".

Para Herrera, los excompañeros de ICV-EUiA en el tripartito están cometiendo un "error político garrafal", porque al final CiU acabará apoyándose de nuevo en el PP para aprobar los presupuestos de 2012.

En ICV-EUiA no sólo escuecen las medidas económicas que está tomando el Govern, sino también la "mala educación" que Artur Mas demuestra cada vez que se dirige a Joan Herrera en las sesiones de control parlamentarias.

"No es sólo una falta de respeto hacia mí, sino hacia todo lo que nosotros representamos. Es un presidente que, aunque no lo parezca, tiene ribetes autoritarios. Tolera muy poco a la oposición, no tiene maneras democráticas. Quien hizo una oposición tan dura contra el tripartito, ahora tiene la piel muy fina", se ha quejado.

Tampoco está nada contento Herrera con la Mesa del Parlament, después de que ésta rechazase la solicitud de ICV-EUiA y Solidaritat Catalana (SI) de pedir dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias sobre las leyes ómnibus del Govern.

Sobre el papel, bastan las firmas de un 10% de la cámara catalana (13,5 diputados) para elevar cualquier asunto al órgano consultivo de la Generalitat, y en este caso los solicitantes disponían de 13 diputados, pertenecientes a un grupo y un subgrupo.

ICV-EUiA ha decidido presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) para denunciar que sus derechos han sido vulnerados.

En el recurso, de 10 folios, se citan anteriores sentencias del TC para argumentar que la Mesa del Parlament violó el artículo 23.2 de la Constitución, al optar por una "interpretación especialmente restrictiva" del reglamento de la cámara, penalizando a la minoría parlamentaria, por lo que se pide "anular" su resolución.