Público
Público

Un hijo de Mitterrand, condenado por su implicación en una red de tráfico de armas

Jean-Christophe no tendrá que cumplir la pena de dos años de cárcel, pero deberá pagar 375.000 euros de multa por cohecho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex ministro francés del Interior Charles Pasqua y el hijo mayor del ex presidente François Mitterrand fueron condenados hoy por su implicación en una red de tráfico de armas con Angola en los años 90 conocido como Angolagate.

Pasqua, actualmente senador de 82 años, fue condenado a un año de cárcel firme y otros dos condicionales, y a 100.000 euros de multa por tráfico de influencias por el Tribunal Correccional de París. La pena impuesta es mayor que la solicitada por la Fiscalía contra el veterano político, para quien el Ministerio Público había pedido tres años de prisión condicional.

Jean-Christophe Mitterrand, de 62 años, fue condenado a dos años de prisión exentos de cumplimiento y a 375.000 euros de multa por cohecho, mientras que fue absuelto del cargo de complicidad en el tráfico de armas. El primogénito del presidente asesoró a su padre sobre asuntos africanos entre 1986 y 1992 y ya pasó tres semanas en prisión preventiva por este caso a finales de 2000 y principios de 2001, hasta que su madre pagó una fianza de más de 760.000 euros.

El Correccional de París impuso las penas más duras contra los que consideró responsables directos de la red de tráfico de armas, que vendió material bélico soviético a Angola entre 1993 y 1998, cuando el país africano estaba en plena guerra civil y sometido a un embargo armamentístico por Naciones Unidas.

Los jueces apuntaron como principales autores de este delito al empresario Pierre Falcone y su socio ruso Arcady Gaydamak, condenados ambos a seis años de prisión firme. El tribunal consideró probado que ambos pusieron en marcha la red de tráfico de armas con Angola, un negocio que generó 793 millones de dólares, parte de los cuales sirvió para pagar comisiones a políticos, empresarios, escritores y periodistas.

'Esta actividad reviste un carácter ilícito. La destrucción metódica y habitual de pruebas basta para caracterizar el elemento intencional', indica la sentencia.

Falcone, de 55 años, fue considerado culpable de tráfico de armas ilícito, cohecho y tráfico de influencias y absuelto del cargo de abuso de confianza. Gaydamak, por su parte, no participó en el juicio puesto que se encuentra refugiado en Israel. Los abogados de Falcone, Gaydamak y Pasqua anunciaron su intención de recurrir la sentencia.

El Correccional de París también condenó al ex prefecto del departamento de Var, al sureste de Francia, Jean-Charles Marchiani, ex mano derecha de Pasqua, que fue condenado a quince meses de cárcel y otros 21 exentos de cumplimiento por cohecho.

El abogado Allain Guilloux, por su parte, fue condenado a un año de cárcel y otros dos condicionales y a una multa de 500.000 euros por blanqueo de capitales. Pierre Attali, ex jefe de gabinete de François Mitterrand, y el magistrado Georges Fenech, fueron absueltos de todos los cargos.