Público
Público

Hillary Clinton se reúne con opositores sirios en Washington

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, se reunió el martes con un grupo de opositores sirios y ciudadanos de ese país residentes en EEUU, un día después de urgir a la ONU a que imponga nuevas sanciones al régimen de Bachar Al Asad.

En el encuentro, Clinton expresó a los activistas "su simpatía hacia las víctimas de los abusos del régimen de Asad", explicó el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Mark Toner, en su conferencia de prensa diaria.

La titular de exteriores "expresó su admiración por la valentía del pueblo sirio que sigue desafiando la brutalidad del Gobierno para expresar sus derechos universales", y su confianza en que lograrán finalmente "trazar un nuevo rumbo para Siria".

El encuentro se produce cuando Washington se plantea imponer nuevas sanciones contra el Gobierno de Asad, más allá del bloqueo de los activos de los funcionarios del régimen en Estados Unidos.

No obstante, el portavoz no quiso hacer comentarios sobre un proyecto de ley introducido ayer en el Senado y que dificultaría hacer negocios en Estados Unidos a las empresas extranjeras que tengan inversiones en el sector energético sirio.

Dentro de Siria, añadió Toner, la misión estadounidense encabezada por el embajador Robert Ford tiene "contactos regulares" con la oposición, si bien ésta "está aún formándose y no tiene tanta cohesión" como la libia, por ejemplo.

"Lo que estamos viendo en Siria es un movimiento de base, que ha crecido en fuerza y en número a medida que el régimen de Asad ha desplegado su brutal represión", indicó el portavoz.

En cuanto a su proyecto de futuro para Siria tras la transición, Toner consideró que "es pronto" para vislumbrarlo, puesto que aún están "uniéndose" y tratando de hablar "con una única voz".

En la reunión estuvo presente el embajador Ford, que se encuentra en Washington tras ser llamado a consultas por el presidente Barack Obama, y que espera regresar a Damasco tras ser confirmado de nuevo para su puesto en el Congreso.

Desde mediados de marzo, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen, que se han cobrado las vidas de 1.583 civiles y de 369 soldados y efectivos de las fuerzas de seguridad, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.