Publicado: 17.12.2013 19:45 |Actualizado: 17.12.2013 19:45

Los hipotecados pagaron 35.000 millones más mientras el euríbor era manipulado

Esa cifra es veinte veces mayor que la sanción impuesta a los bancos que se coordinaron durante casi tres años para moverlo a su antojo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La banca española ingresó alrededor de 35.000 millones de euros extras gracias a la subida de los tipos de interés de las hipotecas durante los casi tres años en que el euríbor fue manipulado por un grupo de entidades recientemente sancionadas por Bruselas. Esa cifra es veinte veces superior a la multa de 1.712 millones impuesta el pasado 4 de diciembre a Deustche Bank, Société Générale, RBS, JP Morgan, Citigroup y al bróker RP Martin por conductas contrarias a la libre competencia.

Según el resultado de las investigaciones llevadas a cabo por la Comisión Europea, las seis entidades se coordinaron para mover los tipos interbancarios en la dirección que más les convenía a lo largo del periodo comprendido entre septiembre de 2005 y mayo de 2008.

El euríbor, que entonces servía de referencia a más del 90% de los créditos hipotecarios firmados en España, se duplicó con creces durante ese tiempo, al pasar del 2,220% al 4,994%. Su manipulación se produjo hasta tres meses antes de la caída de Lehman Brothers y de la crisis financiera que en nuestro país puso punto final a la burbuja inmobiliaria.

El número de hipotecas, por tanto, todavía aumentaba a un ritmo muy fuerte, como revela el hecho de que su saldo vivo creciera de 700.000 millones de euros en 2005 a más de un billón en la última parte de 2008. Eso significa que el saldo medio del periodo rondó los 850.000 millones, por lo que cada punto de subida de euríbor proporcionaba a la banca 8.500 millones extras al año en concepto de intereses.

A pesar de ello, ni la Comisión Europea ni las autoridades españolas han aludido en ningún momento a la posibilidad de que los damnificados sean resarcidos, con el pretexto de que es imposible saber qué porcentaje de la subida de euríbor obedecía a la manipulación. De todas formas, las entidades sancionadas son fundamentalmente bancos de inversión y, por lo tanto, el núcleo de su actividad no tiene nada que ver con la concesión de hipotecas. Pero, al afectar a un tipo de referencia tan extendido como el euríbor, su conducta ha alcanzado a millones de familias en toda Europa, además de a los bancos minoristas y a las grandes empresas que forman su clientela.

Algunos expertos consideran que detrás de esta manipulación lo que había era una encarnizada lucha en el mercado de divisas, pues la subida del euríbor arrastraba la del euro en detrimento de la libra.

Otros, en cambio, apuntan la posibilidad de que se trate de un intento de desprestigiar el mecanismo de fijación del euríbor, que la federación de bancos europeos ya ha anunciado que le gustaría cambiar.

Ahora se calcula a partir de los tipos de interés a los que se prestan dinero cada día cuarenta y cuatro entidades y se encuentra en niveles inusualmente bajos, con el consiguiente quebranto para las cuentas de resultados de la banca. Si esa hipotética operación de desprestigio del actual mecanismo de fijación del euríbor se saldara con éxito, la sanción de 1.700 millones de euros podría ser para sus promotores una inversión muy barata.