Público
Público

Hormonas no reducen el riesgo de depresión en adultas mayores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Harding

Utilizar terapia hormonal(TH) no previene la depresión posmenopáusica, aunque lasmujeres que suspenden el uso de hormonas serían más propensas aempezar a tener síntomas depresivos.

El equipo de la doctora Marie-Laure Ancelin, del HospitalLa Colombiere de Montpellier, en Francia, opina que, a partirde esos resultados, "los médicos deberían controlar elbienestar psiquiátrico y el ánimo de las pacientes cuandodecide suspender la TH".

En el 2002, el estudio Women's Health Initiative demostróque, si bien la terapia de reemplazo hormonal (TRH) protegeríadel cáncer de colon, en realidad aumenta los riesgoscardiovasculares en las mujeres posmenopáusicas. Aun así, siguesiendo la mejor terapia para los síntomas menopáusicos, comolos sofocos y la sudoración nocturna.

"Es el tratamiento de elección en más de 25 millones demujeres que cada año comienzan la menopausia; el 80 por cientotiene síntomas menopáusicos durante años", agregó.

El comienzo de la menopausia aumenta el riesgo dedesarrollar depresión.

Según estudios recientes, el estrógeno transdérmico(administrado a través de la piel con un parche) ayudaría atratar la depresión en la menopausia, pero los efectos "fueronmucho más débiles" en las mujeres posmenopáusicas, publicóJournal of Clinical Psychiatry.

El equipo estudió durante cuatro años a 4.069 francesasmayores de 65 años. El 15 por ciento estaba usando terapiahormonal, mientras que el 20 por ciento la había utilizadoalguna vez. El 80 por ciento de las que estaban usandohormonas, recibían estrógeno por vía transdérmica, con o sinprogestina.

Al inicio del estudio, una de cada cinco mujeres teníasíntomas depresivos o estaba tomando algún antidepresivo. El 17por ciento de las participantes sin depresión al inicio de lainvestigación desarrolló los síntomas durante el seguimiento.

El uso de TRH no redujo el riesgo femenino de desarrollaresos síntomas. Pero las mujeres que abandonaron las hormonas enlos dos años siguientes al inicio del estudio fueron casi tresveces más propensas a comenzar a sentir síntomas depresivos.

En tanto, las usuarias de la combinación transdérmica deestrógeno y progestina fueron un 60 por ciento más propensas adesarrollar depresión que las que no usaron TRH.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, publicado online 10de agosto del 2010