Público
Público

Hoy declara en el juicio un vecino que vio a Carcaño con una silla de ruedas de madrugada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juicio por la violación y muerte de Marta del Castillo escucha hoy, como testigo, a un vecino que vio al asesino confeso, Miguel Carcaño, con una silla de ruedas a la una y media de la madrugada, hora en que según las acusaciones sacó el cuerpo para deshacerse de él en un lugar desconocido.

Este testigo, Diego C.M., ha declarado que a la 01:30 horas del 25 de enero de 2009 vio a Miguel en el portal de su casa empujando una silla de ruedas, vestido de oscuro pese a que de día lo había visto con ropa clara, y que cuando se percató de su presencia intentó disimular.

Este testigo no tiene duda de la hora porque salió para enviar un SMS a un amigo, que está confirmado por el registro de llamadas de su móvil, y según sus declaraciones a la Policía le costó pasar entre Miguel y la puerta de su piso y ambos se cruzaron un "buenas noches".

Además, la Audiencia de Sevilla tomará declaración a Laura S.P.F., novia de este testigo, quien también ha declarado que vio a Miguel "de refilón" y, aunque no se suele fijar, le llamó la atención dada la hora y porque llevaba una silla de ruedas.

El tribunal que enjuicia a Carcaño y a sus tres presuntos cómplices -su hermano Francisco Javier Delgado, la novia de éste y su amigo Samuel Benítez- tiene previsto también hoy tomar declaración a dos policías que participaron en los interrogatorios a los acusados y testigos o que realizaron las escuchas telefónicas autorizadas por el juez.

Uno de ellos investigó el autobús de línea en el que Samuel Benítez asegura haberse desplazado desde la barriada de Montequinto a Sevilla a las dos y media de la madrugada para unirse a la búsqueda de Marta, algo que -según su declaración- le impediría haber participado en la operación para deshacerse del cuerpo.

Este policía comprobó el listado de viajeros de la empresa de transportes Casal, en el que consta que entre las 02:24 y las 02:26 horas hicieron uso de dicho servicio un total de seis viajeros, mientras que Samuel declaró en la fase de instrucción que en su parada solo se subieron él y otro joven, y que el autobús estaba vacío.

En su declaración en el juicio, sin embargo, dijo no recordar el número de viajeros.

Otro de los agentes comprobó que desde la casa de Marta en la calle Argantonio de Sevilla a Camas (Sevilla), donde vivía Carcaño con su novia, se tarda 23 minutos.

Otros siete policías que en principio estaban citados para hoy han sido trasladados al 22 de noviembre, de acuerdo con la petición del abogado de los padres de Marta de que declaren como peritos pero también como testigos de la recogida de muestras de ADN en la habitación de Carcaño y en la silla de ruedas, han informado a Efe fuentes del caso.