Público
Público

Huelga de hambre en Huesca contra las medidas del Gobierno

Dos vecinos oscenses pasarán a partir de este domingo 30 días de ayuno para exigir al Ejecutivo que dé marcha atrás en sus recortes o que convoque nuevas elecciones porque "está mintiendo a la ciudadanía&qu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Se está perpetrando el mayor robo de este país a los humildes para enriquecer a los pudientes'. Así comienza el manifiesto por el que dos vecinos de Huesca han iniciado este domingo una huelga de hambre de un mes.

Su objetivo es exigir que el Gobierno central cambie las políticas económicas y sociales que está llevando a cabo. Quieren que el Ejecutovo de Rajoy cree empleo y mantenga los servicios sociales o, de lo contrario, piden 'la disolución del Parlamento y la convocatoria de nuevas elecciones por el atentado democrático que supone el no sentirse vinculado a las promesas electorales'.

A lo largo de estos 30 días varias personas, hasta un total de 40, se sumarán a este ayuno en diferentes periodos de tiempo.

'Hambre de justicia' es el lema y #HambredeJusticia , el hastag de esta iniciativa que ya ha comenzado la tarde este domingo en la plaza Navarra de la capital oscense con una concentración y el reparto de infusiones para todos los asistentes, según ha explicado el médico oscense Ángel Borruel, una de las personas que ayunará durante los 30 días.

Borruel, que ya pasó 40 días sin comer en contra de la guerra de Irak, realizará la huelga de hambre durante todo el mes. Ha asegurado que cualquier persona sin patologías graves puede sumarse y que, pasado el tercer día el ayuno, se puede llevar sin problemas.

Junto a él, otra persona realizará la huelga durante un mes y otra la iniciará este domuingo y la seguirá hasta que aguante, según Borruel. 'Es una forma pacífica de reivindicar políticas que apoyen al ciudadano y no a los bancos', ha dicho el médico. 'Este Gobierno ha incumplido su promesa electoral. Prometió que su principal lucha sería contra el desempleo y mantendría los servicios sociales y ninguna de las dos cosas las está cumpliendo, por lo tanto pedimos que cambie su acción de gobierno o, si no es así, estamos en un fraude democrático, tienen la legitimidad de haber ganado las elecciones, pero no la democrática porque están mintiendo a la ciudadanía'.

'El Gobierno tiene la legitimidad de haber ganado las elecciones, pero no la democrática porque está mintiendo a la ciudadanía' Además, 20 personas han mostrado su intención de realizar el ayuno durante una semana y otras veinte dejarán de ingerir alimentos durante uno o dos días.

Durante el mes que durará la protesta habrá en la plaza de Navarra una mesa informativa en horario de mañana y también todos los días los participantes en esta campaña se desplazarán a la Subdelegación de Gobierno para entregar una petición de cambio de las políticas actuales.

En horario vespertino se celebrarán en la mismo plaza charlas, debates y actos lúdicos con el objetivo de que sea la calle el lugar de las reivindicaciones.

Los huelguistas pasarán el tiempo restante y pernoctarán en un local de la Asociación de Vecinos del Barrio de María Auxiliadora, sede de la campaña.

Borruel ha insistido en que esta protesta pretende 'hacer reflexionar a la ciudadanía' y que no quiere ser un hecho aislado de lo que existe en la sociedad por lo que los huelguistas prevén participar en los encierros convocados el próximo día 15 en centros educativos o en la manifestación del 1 de mayo.

Además, el día 11 de mayo se hará un ayuno masivo de 24 horas en la que participarán integrantes de las diversas mareas y movimientos sociales de Huesca, para finalizar la huelga al día siguiente con una manifestación del segundo aniversario del movimiento 15M.

La campaña 'Hambre de justicia' quiere denunciar la situación socio-económica actual y las dificultades que atraviesan millones de familias debido, entre otras cuestiones, al fin de los servicios públicos y a la inacción del Gobierno cuyas medidas están encaminadas a recortar los derechos sociales, el cierre de centros de salud, de colegios en el entorno rural o la criminalización de las protestas pacíficas.

La política económica y social del Gobierno está llevando a una degradación del país, ha criticado Borruel, quien ha añadido que la peor parte la está sufriendo la base de la pirámide social.