Público
Público

Ibaka dice que le gustaría jugar algunos partidos y que quizá algún día esté de vuelta en el Real Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Serge Ibaka, ala-pívot de la selección española, fue presentado hoy como jugador temporal del Real Madrid y expresó su deseo de jugar "algunos partidos", dejando la puerta abierta para el futuro: "Quizá algún día esté de vuelta para jugar aquí, nunca se sabe".

"Muchas gracias al club por darme esta oportunidad. Estoy muy contento y feliz de estar aquí y prometo que trabajé duro para dar el máximo en el tiempo que esté", dijo Ibaka a modo de presentación.

El recibimiento que le dispensó el jueves la afición madridista en la Caja Mágica, cuando saltó a la cancha en el partido de Euroliga ante el E. Armani Milán, ha calado hondo en el corazón del jugador nacido en Congo.

"Fue la primera vez en mi vida que entro en la pista y la gente me recibe con una ovación así. No esperaba jugar. Fue algo increíble, algo que nunca olvidaré", indicó.

Ibaka es consciente de que su etapa madridista puede ser breve, máxime si, como parece, las posturas de equipos y jugadores de la NBA se acercan en las últimas reuniones.

"Me gustaría jugar algunos partidos en el Real Madrid, pero quien sabe si algún día estaré de vuelta, nunca se sabe", comentó.

El ala-pívot naturalizado español también habló de su anterior club en España, el Manresa.

"Soy un jugador de baloncesto profesional y tengo que jugar donde tenga opciones. El haber jugado en Manresa no me imposibilita para jugar en otro club. Ellos no podían pagar el seguro que cubre una posible lesión. Por eso estoy en el Real Madrid y por esto he trabajado tanto estos últimos años", indicó.

Ibaka prometió "energía, defensa y todo lo que pueda. Todos conocen mi juego", y también habló del recibimiento de sus nuevos compañeros.

"Casi la mitad del equipo son compañeros en la selección, así es que ha sido muy fácil llegar al vestuario. Todos me han acogido muy bien y el entrenador me ha demostrado su confianza sacándome unos minutos cuando ni había entrenado con el equipo", explicó.

"Llegar y que el equipo gane es importante, máxime contra un gran rival y en una gran competición. Eso siempre da confianza", añadió Serge Ibaka.

El jugador habló de la posibilidad de que el cierre patronal -'lockout'- de la NBA se acabe casi de manera inmediata.

"Una parte de mí se alegrará y otra no. Me gustaría aprovechar para jugar aquí algún tiempo, pero es algo que no puedo controlar. El 'lockout' es malo para los jugadores, para los aficionados y para el baloncesto", finalizó Serge Ibaka.