Público
Público

Iberdrola acepta las condiciones de Nueva York para comprar Energy East

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Madrid, 10 sep (EFECOM).- Iberdrola ha aceptado las condiciones impuestas por la Comisión de Servicios Públicos del Estado de Nueva York para comprar la firma energética estadounidense Energy East, operación valorada en 6.400 millones de euros, y que se cerrará en los próximos días.

Según comunicó hoy la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tras esta autorización, el último trámite necesario, Iberdrola procederá a completar la adquisición de la compañía estadounidense, acordada en junio de 2007.

Tras analizar las condiciones, la compañía ha decidido asumirlas al considerar que la transacción cumple los "requisitos de rentabilidad" exigidos por Iberdrola y crea valor para sus accionistas.

Asimismo, Iberdrola concluye que las condiciones, habituales en operaciones de este tipo en Estados Unidos, no restringen su capacidad para invertir en renovables en el estado de Nueva York.

Tras meses de reuniones, la Comisión autorizó la semana pasada la compra con una serie de condiciones como que Iberdrola revierta 275 millones de dólares, unos 194,4 millones de euros, en concepto de ajustes por beneficios positivos (PBA por sus siglas en ingles) en los clientes de la firma estadounidense.

A través de los PBA se reducen los activos reconocidos a las compañías, una de las variables que se tienen en cuenta para calcular las tarifas eléctricas y de gas, por lo que los consumidores se verán beneficiados cuando se revisen.

Además, Iberdrola deberá invertir 200 millones de dólares, unos 141 millones de euros, en proyectos de energías renovables en los próximos dos años.

La eléctrica ya había asumido el compromiso de invertir 100 millones de dólares, 70,7 millones de euros, en esta área de negocio.

Si Iberdrola incumple la obligación de doblar esa cifra, deberá destinar 25 millones de dólares, unos 17,6 millones de euros, a otras inversiones en proyectos para el desarrollo económico de los territorios en los que opera Energy East.

Asimismo, la compañía deberá deshacerse de las plantas de combustibles fósiles de Energy East y sus filiales, mantener las previsiones actuales de inversión en los sistemas de trasmisión y distribución de New York State Electric&Gas Corporation y Rochester Gas and Electric, así como los niveles de calidad en el servicio.

Por otro lado, la Comisión ha reconocido a Iberdrola el derecho a invertir en renovables en el Estado de Nueva York.

Con esta compra, la eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán eleva el valor de sus activos en Estados Unidos hasta los 20.000 millones de dólares (unos 14.200 millones de euros al cambio actual), aumenta un 25 por ciento su energía distribuida y alcanza una capacidad de generación total cercana a los 42.000 megavatios (MW).

En junio de 2007, Iberdrola acordó pagar 3.400 millones de euros por Energy East a los que sumará 3.000 millones de deuda, lo que convierte la compra en la mayor operación industrial de una empresa española en Estados Unidos.

Energy East se dedica fundamentalmente a la distribución y transporte de electricidad y gas en cinco estados del nordeste de EEUU (Nueva York, Maine, Massachusetts, New Hampshire y Connecticut), aunque también tiene activos de generación con una potencia total de 555 megavatios (MW).

En un comunicado, Sánchez Galán ha destacado que la adquisición aportará "una importante plataforma" para desarrollar el crecimiento del grupo en uno de los mercados claves, Estados Unidos, y ha reiterado el compromiso con "clientes, accionistas, empleados y comunidades locales" de los estados donde opera Energy East.

Antes de recibir el visto bueno de la Comisión, Iberdrola ya había logrado el permiso de las Comisiones de Servicios Públicos de Maine, New Hampshire y Connecticut, así como la aprobación de todos los organismos federales pertinentes.