Público
Público

El Ibex 35 desafía a la crisis con una subida anual del 30%

El parqué madrileño ha cerrado el segundo mejor año de la década, detrás del 2006. Alcanzó el valor más alto en el mes de noviembre: 12.000 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ha logrado sobreponerse a la crisis y cerrar el año con una subida del 30%, que sitúa al Ibex 35 en el nivel de los 11.940 puntos. El selectivo despide así una década (en la que se ha consolidado como uno de los más rentables de Europa) que ha estado marcada por dos crisis, la tecnológica y la financiera, y que ha provocado la recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial .

A pesar de que el selectivo vivió durante el año momentos que hacían presagiar un ejercicio complicado para la bolsa, los inversores se han negado a cerrar con pérdidas tras el desplome del 40% registrado en 2008 y lo han llevado a sellar uno de los mejores ejercicios en bolsa de los últimos diez años.

La volatilidad ha sido la tónica dominante durante 2009, en el que el Ibex registró su nivel más bajo en marzo, cuando se colocó en la cota de los 6.000 puntos. La mala situación del sector financiero, que en ese mes vio rebajado el 'rating' de algunos de sus principales bancos, hundió al mercado, perdiendo un 15% en el trimestre.

En marzo registró el nivel más bajo: 6.000 puntos

El Ibex se movió en la cota de los 7.000 y los 9.000 puntos hasta julio y a partir del verano logró remontar hasta alcanzar su nivel máximo en noviembre, los 12.000 puntos. La mayor parte de los valores del selectivo lograron cerrar el año con ganancias, que en algunos casos llegaron a duplicar el valor de las acciones.

Las noticias empresariales dejaron paso a los datos macro como referente de los inversores para decidir sobre las compras y las ventas. Todo hace presagiar que el 2010 se moverá en el mismo sentido.

Las predicciones de los principales organismos internacionales, como la OCDE, el BCE o el FMI, sobre la lenta recuperación de España sembraron las dudas de los inversores en la primera mitad de año, aunque la confianza regresó de nuevo en la segunda mitad tras confirmarse la salida de la recesión de Estados Unidos, a pesar de la revisión de la perspectiva de 'rating' de España.

De este modo, el Ibex ha cerrado el segundo mejor año de la década por detrás de 2006, cuando subió un 31,79%, y suma así seis años de subidas frente a cuatro de pérdidas. El peor año del selectivo fue 2008, con un desplome de casi el 40%, arrastrado por la peor crisis económica y financiera desde el 'crack' bursátil de 1929.

La caída del gigante Lehman Brothers en el último trimestre de 2008 terminó de hundir al selectivo, que no pudo sobreponerse al impacto y regresó al mismo nivel con el que cerró 2005. Más de quince meses después de la quiebra, muchos de los valores del selectivo no han recuperado aún los niveles previos a la caída.

Sin embargo, pese a que el Ibex ha vivido en los dos últimos años momentos que ni los mejores expertos habrían podido predecir, ha dado señales de su consolidación y fortaleza al recuperarse en tan sólo un año del mayor desplome de su historia, frente a los tres años que necesitó para recuperarse de la crisis tecnológica del año 2000.

Sólo un año para recuperarse de su mayor desplome

El selectivo encara a partir del próximo lunes 4 de enero una nueva década con grandes expectativas de crecimiento, y vivirá, según los expertos, un primer semestre de revalorizaciones impulsado por el optimismo de los inversores que no quieren quedarse fuera de la recuperación de los mercados.

Los analistas también vaticinan un ejercicio con nuevas salidas a bolsa y un selectivo en el nivel de los 14.000 puntos, cota con la que cerró el año 2006, aunque albergan dudas sobre si será capaz de mantenerlos hasta el cierre del año.

En Europa, Londres ha cerrado ganando casi un 28%, seguido de Francfort, con un repunte cercano el 24% y París, con un 22%. Wall Street, por su parte, logró dejar atrás varios ejercicios en negativo y tanto el Dow Jones como el índice S&P han cerrado el año con un avance superior al 20%.

Santander y BBVA se han colocado entre los mayores repuntes, con un 71% y 47% respectivamente, en un ejercicio sin grandes operaciones corporativas pero con pequeñas adquisiciones que completaron sus negocios internacionales y en el que se han consolidado como dos de los bancos más eficientes del mundo

Ambas entidades duplicaron el valor de sus acciones y se revalizaron por encima de los principales indicadores europeos, en especial, del Ibex 35, que lo superaron en un 41% y en un 17%, respectivamente.

Se han convertido en dos de los bancos más eficientes del mundo

En concreto, BBVA ha dejado atrás un año en el que abrió el mercado de deuda con la primera emisión de bonos en cinco años, adquirió las operaciones de banca de Guaranty Bank, reforzó su posicionamiento estratégico en China con el aumento de participación hasta el 15% del capital y firmó una 'joint venture' para financiar coches en China. La entidad repartió, además, tres dividendos en efectivo de 0,09 euros.

Por su parte, Banco Santander sacó a bolsa el 16% de su filial en Brasil y aprobó una ampliación de capital de hasta 1.000 millones para retribuir a sus accionistas. Además, vendió su participación del 32% en Cepsa y el 10% del capital de Attijariwafa Bank a la Société Nationale d'Investissement. Asimismo, completó la compra del Sovereign y adquirió el 50% que no controlaba de la aseguradora Real Tokio.

El año ha estado marcado para el sector financiero por el esfuerzo de las entidades por elevar las provisiones y hacer frente a la mora, así como por la reducción de costes mediante el cierre de oficinas.

Repsol YPF y Telefónica, por su parte, gananaron un 24% y un 23% respectivamente, en un año en el que la petrolera se hizo con nuevos yacimientos de petróleo y la operadora potenció sus negocios internacionales tras aumentar su presencia en China Unicom y adquirir Handsetnet en Alemania, a lo que se sumó la compra del 21% de Digital Plus.

En el lado positivo también se situaron Bankinter (+13%) y Banesto (+6%), mientras que Banco Sabadell y Banco Popular cayeron durante el año un 20% y un 15%. No obstante, los mayores avances del año fueron para Técnicas Reunidas (+118%), Abengoa (+91%), ArcelorMittal (+90%), OHL (+89%), Inditex (+38%) y Telecinco (+34%), que finalmente ha culminado su fusión con Cuatro.

Asimismo, Acerinox repuntó un 27%, seguido de FCC (+26%), Sacyr Vallehermoso (+25%), Abertis (+24%), BME (+22%), Mapfre (+33%), Criteria (+18%), Iberdrola Renovables (+8,8%), REE (+7,8%), ACS (+6,6%), Acciona (+2,3%), Iberdrola (+2%) e Indra (+1,67%). En el lado de los descensos se colocaron Gas Natural (-21,8%), Endesa (-16%), Gamesa (-7,5%), Iberia (-4,09%), Enagás (-0,87%) y Grifols (-0,85%).

La bolsa española también ha experimentado dos nuevas incoporaciones este año, Zinkia e Imaginarium. Sin embargo, se ha despedido con 34 valores tras la salida de Cintra, debido a su fusión con la matriz Ferrovial, aunque a partir del próximo 4 de enero será sustituida por Ebro Puleva .