Publicado: 19.11.2014 17:19 |Actualizado: 19.11.2014 17:19

ICV-EUiA se autoinculpará ante la Fiscalía como "coautor intelectual y material" del 9-N

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las reacciones a la querella que el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, ha propuesto contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, por el proceso participativo del 9-N no se han hecho esperar.

Así, el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, ha expresado su convencimiento de que la querella "no tiene ningún recorrido".

En declaraciones a los periodistas antes de asistir a un acto organizado por la Fundació Cataluña Europa, Homs ha asegurado que el Govern afronta la querella "con ánimo sereno" y que tiene el convencimiento de que Mas no ha cometido ninguna ilegalidad.

"Estamos ante una querella política y no ante una querella con fundamento jurídico", y prueba de ello son las discrepancias que se han evidenciado entre el fiscal general del Estado y los fiscales catalanes, que no han apreciado motivos para interponerla, ha dicho.

Según Homs, la querella evidencia que el Gobierno central liderado por Mariano Rajoy hace una "utilización torpe" de las instituciones del Estado, y ha recalcado que la votación del 9-N estaba amparada en un derecho fundamental como es la libertad de expresión.

Por ello, ha asegurado que el hecho de que un Estado democrático obstaculizara un ejercicio que facilita la libertad de expresión "significaría que no es una democracia", y por esta razón, el Govern está convencido de que la querella no tendrá recorrido.

Por su parte, el presidente de CiU en el Parlament, Jordi Turull, ha retado a Torres-Dulce a ser valiente y actuar contra el Parlament en lo que es "una persecución política decorada jurídicamente", y no sólo contra Mas, Ortega, y Rigau. "El autor intelectual del 9-N se llama Parlament. Torres-Dulce debe saber que todo lo que ha hecho el Govern ha sido para cumplir un mandato del Parlament", ha recalcado en rueda de prensa en la Cámara catalana, tras advertirle de que actuar contra el Parlament es actuar contra la voluntad del pueblo catalán.

Para Turull, la querella es un error monumental, les da pena y no miedo, hasta el punto que les estimula a seguir adelante: "Asistimos a unos episodios que, por la edad que tenemos, pensábamos que solo conoceríamos en los libros de historia de mitad del siglo XX".

La portavoz de ICV-EUiA en el Parlament, Dolors Camats, ha avanzado este miércoles que su grupo se autoinculpará ante la Fiscalía reconociéndose como "coautores intelectuales y materiales" del proceso participativo del 9 de noviembre. En rueda de prensa, ha considerado que la querella es un error del Ministerio Público y del Gobierno central que responde a "una persecución política".

Camats, que ha abierto la puerta a autoinculparse de forma conjunta con otros grupos proconsulta, ha negado también que la respuesta al anuncio de la Fiscalía deba ser la convocatoria de unas elecciones en Catalunya, algo que "sería un error".

Esquerra Republicana interpreta que la querella se dirige en realidad contra "un pueblo entero", el que constituyen todos los catalanes que votaron ese día y que, por tanto, no va a servir para parar el proceso abierto en Catalunya que, según ha dicho, sigue "adelante con toda la fuerza" y "en forma".

Así lo ha asegurado en una rueda de prensa en el Congreso el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Alfred Bosch, quien ha acusado al Gobierno de "explotar políticamente" a la Fiscalía para judicializar este asunto. "Si creen que van a parar el proceso a fuerza de querellas o con burofax están muy equivocados", ha subrayado el dirigente independentista, quien ha recordado que la querella ni siquiera cuenta con el respaldo de los fiscales catalanes.

Bosch: "La única solución tiene que venir de la política y con una 'salida democrática'"

A juicio de Bosch, la interposición de la misma es "una gesticulación más del poder" que evidencia que el Gobierno está utilizando a la Fiscalía "como un instrumento político más", igual que hizo en su momento y desde su punto de vista cuando impugnó la convocatoria de la consulta ante el Tribunal Constitucional. "Tenemos la sensación de que al Gobierno le cuesta mucho entender que detrás de este proceso hay miles de voluntades que no se pueden cortar actuando contra dos o tres personas porque sale de la raíz de la sociedad civil catalana", ha resumido, incidiendo en que la única solución tiene que venir de la política y con una "salida democrática".

El diputado de la CUP en el Parlament Quim Arrufat ha cuestionado que la Fiscalía actúe sólo contra Artur Mas y dos miembros de su Gobierno y ha considerado que "lo lógico" sería que lo hiciese contra todos los partidos que favorecieron el 9-N.

En rueda de prensa, se ha preguntado si tras esta decisión no se esconde la voluntad de "personalizar la causa catalana en un solo partido" para favorecer una interlocución futura, y ha recordado que en el último Pleno los partidos proconsulta asumieron en el Parlament la responsabilidad del 9-N.

Arrufat ha sostenido que la propuesta del fiscal "está fuera de lugar y de razonamiento político", y ha cuestionado que se les acuse de los delitos de desobediencia, malversación, prevaricación y de obstrucción a la Justicia y usurpación de atribuciones judiciales.

El líder de UDC, Josep Antoni Duran, ha tachado de "error monumental" que la Fiscalía actúe contra CiU por el 9-N. "La Fiscalía ya ha decidido equivocarse. ¡Error monumental!", ha manifestado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Torres-Dulce reiterará su orden al fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, para que en los próximos días formule querella contra Mas, Ortega y Rigau por varios delitos, entre ellos el de desobediencia, por su papel en el 9-N, una decisión que cuenta con el aval mayoritario de la cúpula fiscal.