Público
Público

"La idea para esta película es de mi hijo"

Robert Rodríguez repasa las claves de Shorts, su nueva cinta para todos los públicos que se estrena hoy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Robert Rodríguez es lo más parecido a un hombre orquesta que se puede encontrar hoy en Hollywood. Escribe, dirige, fotografía, compone la banda sonora e incluso se encarga de los efectos especiales de sus películas. Su imaginación de niño grande no tiene límites. Le da lo mismo lidiar con asesinos a sueldo (El Mariachi), destripar zombies (Planet Terror) o hacer una orgía de sangre con vampiros (Abierto hasta el amanecer), que embarcarse en un proyecto a medida de sus retoños.

'Son una constante fuente de inspiración para mí', admite Rodríguez, que recibió a Público en Los Ángeles enfundado, como buen tejano, en su inseparable sombrero de cowboy. 'Siempre han participado en mis películas infantiles, ya sea como extras, niños robot o espías que dan una paliza a los especialistas adultos', explica satisfecho el director de origen mexicano, a la vez que admite, entre risas, que sus retoños están más que encantados de colaborar 'en el negocio familiar' del cine.

Shorts, que se estrena hoy, es la última locura infantil del cineasta de Texas que, a pesar de sus 41 primaveras, se resiste a renunciar a ver el mundo como un niño. 'Es algo que hago incluso en las películas para adultos. Cada vez que me preguntan cómo soy capaz de pasar de un filme de acción para mayores de 18 años a uno familiar siempre respondo que son iguales, se basan en mundos inventados', dice.

La película cuenta cinco pequeñas historias entrelazadas con un denominador común, una piedra mágica con los colores del arcoiris que concede deseos a quien la posee, aunque sean de lo más surrealista. 'La idea fue de mi tercer hijo, Rebel. Un día me dijo: Papa ahora me toca a mí pensar en la próxima película. Podemos llamarla Shorts (cortos), porque los niños son cortos de estatura, llevan pantalones cortos y las historias son cortas. ¡Me pareció que aquello tenía mucho sentido!', dice con orgullo paternal.

El filme debutó en los cines estadounidenses el pasado fin de semana. Rodríguez compartió cartel con el otro enfant terrible de Hollywood, su amigo Tarantino, aunque con suertes muy dispares. Los Malditos Bastardos de Tarantino reventaron la taquilla con casi 40 millones de dólares recaudados, mientras que Shorts sólo 6,6.

Tras este nuevo acercamiento al cine familiar, el director volverá a lo que mejor sabe hacer, la acción. Sin embargo, lo hará fiel a su forma de entender el cine y sin renunciar a su familia. Y es que el responsable de delirios que rozan el gore, como Planet Terror o Abierto hasta el amanecer, es todo un padrazo, hasta el punto de renunciar a proyectos en los que lleva años trabajando (Barbarella) por no separarse de su familia: 'Tenía que rodar en Alemania. No tengo nada en contra de ese país, pero tengo cinco niños y me dije Dios, no puedo estar tanto tiempo lejos'.

Pronto se pondrá de nuevo tras la cámara para rodar Machete, una violenta historia de acción fronteriza que cuenta con un reparto estelar y de lo más kitsch: Robert De Niro, Lindsay Lohan, Jessica Alba, Steven Seagal y Don Johnson.

Los grandes nombres no parecen asustar a Rodríguez, que, en Machete, volverá a rodar a su manera, según el autodenominado estilo mariachi, en sólo 35 días y casi sin presupuesto. Pero, como suele decir el director, 'la creatividad es la que soluciona los problemas, no el dinero'.