Público
Público

Idean el primer sistema para traducir obras literarias al lenguaje de signos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de investigadores de la Universidad de Alicante (UA) ha diseñado el primer Sistema de Escritura Alfabético (SEA) que puede aplicarse en un ordenador y que permite a los sordos traducir obras literarias y documentos al lenguaje de signos.

El director de la Biblioteca de Signos de la Miguel de Cervantes y profesor de lenguaje de signos, Ángel Herrero, ha explicado a EFE que hasta ahora se habían creado sistemas de escritura icónicos, como el Sign Writting, que no pering, que no permite procesarlo en un ordenador, y ha indicado que el SEA consiste en la definición de los signos mediante los símbolos alfabéticos.

"El reto de este sistema de escritura es demostrar que el lenguaje de signos es una lengua natural", según Herrero, quien ha destacado la importancia del proyecto en cuanto a su aplicación en el ámbito literario.

Así, la Biblioteca de Signos de la Miguel de Cervantes ofrece la posibilidad de que un intérprete signe la obra escogida en una ventana que se abre en la pantalla del ordenador, además de poder leer el texto en SEA.

Este sistema posibilitará traducir más textos a la lengua de signos, puesto que la elaboración de un vídeo con intérprete es muy costosa, tanto en tiempo como en dinero, al requerir la disposición de un amplio equipo técnico y de un laborioso proceso de grabado, edición y puesta a disposición en la Red.

En concreto, y siguiendo este orden, indica el lugar, la configuración, la orientación y el movimiento que se ha de ejecutar para hacer un signo concreto y, por consiguiente, expresar un concepto con las letras del alfabeto y los símbolos diacríticos presentes en los teclados de los ordenadores.

Por ejemplo, al escribir la letra jota se indica que el gesto se hace a la altura de los ojos y la erre significa que se signa en la oreja.

La elección de los signos que designan cada uno de estos parámetros se ha hecho con la intención de que sea aplicable a todas las lenguas de signos existentes en el mundo, de las que hay 120 variantes reconocidas, dos de ellas en España.

De hecho, Herrero ha asegurado a Efe que ha recibido encargos para elaborar el SEA de las lenguas de signos de Colombia y otros países de Sudamérica.

El primer texto en SEA se publicó en 2004 dentro de la biblioteca virtual de signos y, según el investigador, una persona sorda podría emplear este sistema con normalidad a las dos semanas de comenzar a aprenderlo.

Sin embargo, ha admitido a Efe que existen reticencias por parte de la comunidad de sordos y, sobre todo, de los padres de niños con discapacidad auditiva porque "creen que el aprendizaje del SEA puede interferir en el de la utilización gestual de la lengua de signos".

"La escritura es la esencia de las lenguas, pues posibilidad su normalización y estandarización", ha argumentado Herrero, al considerar que el SEA puede contribuir a que el uso de la lengua de signos se regule de manera oficial, puesto que cada comunidad de usuarios del lenguaje de signos suele tener gestos propios y diferentes a los de otros grupos de usuarios.

Herrero ha precisado que el SEA es, por ahora, "una propuesta", aunque la Confederación Nacional de Sordos Españoles incorporó el sistema en la última edición de su diccionario de signos.

Algunas empresas también han mostrado interés por el SEA para emplearlo en "fenómenos de traducción automática", ha detallado.

El investigador ha opinado que el SEA podría estar reconocido por la comunidad de sordos en unos pocos años, pero ha matizado que, para eso, "hace falta voluntad política".

"Hay que hacer que el aprendizaje no produzca rechazo", según Herrero, quien ha estimado necesaria la elaboración de material didáctico para que los niños aprendan este sistema en la escuela.

En el desarrollo del SEA han participado dos informáticos y tres expertos en lenguaje de signos de la UA.